Este texto es un fragmento de

El enigma del origen de Cervantes

Ismael Ahamdanech Zarco

  • - «¿Cómo que no? –exclamó don Antonio desesperado– Está claro como el agua del Henares. Todo empieza en Alcalá. Ximénez de Rada ganó las Navas de Tolosa, Cisneros creó la Universidad, Isabel la Católica convino aquí con Colón los detalles de la expedición que había de descubrir América. Los tres puntos cardinales de la expresión más sublime del espíritu nacional.

  • -Don Antonio, los puntos cardinales son cuatro.

  • -Como si son ocho. Da igual. Lo importante es que a partir de esos pilares se forjó el Imperio más grande, el de la fe, el español. ¿Y quién puso ese espíritu en papel? ¿Quién?

  • -¿Quién?

  • -Pues Cervantes, zoquetes, Cervantes. Por eso solo podía ser de Alcalá. Si alguien pone en duda eso, todo el Imperio se resquebraja. El mundo, tal como lo hemos conocido, depende ahora de nosotros. De que nuestras acciones estén a la altura de las de aquellos que forjaron el carácter nacional y convirtieron al Imperio en la admiración del orbe entero. Acercaos…»



Apoya este libro

¡No te vayas!

Necesitamos 1.442€ más para conseguir que el libro de Ismael Ahamdanech Zarco se publique.

Ismael Ahamdanech Zarco

El enigma del origen de Cervantes

Una “novela de enredo” que narra las peripecias de un hombre que intenta demostrar que Cervantes no nació en Alcalá de Henares.

o continúa como invitado
Al continuar, aceptas las condiciones y confirmas que has leído nuestra Política de privacidad, incluido el uso de cookies