Este texto es un fragmento de

Lo que nunca te contaron sobre cómo buscar trabajo

Francisco Fernández Yuste

PRÓLOGO

Si estás aquí, leyendo estas palabras, es porque estoy a punto de cumplir un sueño. Desde que era pequeño he querido escribir un libro y publicarlo. ¿Y ahora qué? Lo primero, agradecerte tu presencia, lo segundo, que te prepares para todo lo que está a punto de llegar. Puedes subirte al tren correcto siendo tu destino una nueva etapa laboral en tu vida. ¿Estás preparado?

¿Cuál es mi propósito? Darte conocimientos y herramientas para que puedas mejorar tu empleabilidad. Espera, espera, lo sé. Te estarás preguntando si vas a invertir bien tu dinero a la hora de convertirte en mecenas de este libro. Te adelanto que sí. Pero, ¿cómo es posible que mi objetivo para ti no sea que encuentres directamente un nuevo trabajo? La respuesta es muy sencilla: eso es algo que no depende de mí. Lo siento, no existe una receta mágica para que lo hagas.

A lo que sí me comprometo es a que puedas mejorar tu empleabilidad, que según la RAE (Real Academia Española) es el conjunto de aptitudes y actitudes que permiten a una persona conseguir y conservar un empleo. Encontrar trabajo es complicado. Mantenerlo y crecer personal y profesionalmente en él, más aún. ¿De qué vale obtenerlo para perderlo en los próximos meses?

Para esta ardua tarea te presento las claves que me convertirán en tu mejor acompañante. Como si de un cuadrado mágico fuera, te quiero presentar los elementos que girarán alrededor de todo el contenido que leas:

  • - Psicología.

  • - Coaching.

  • - Orientación laboral.

  • - Experiencia laboral real en recursos humanos.

Este cóctel combina los ingredientes perfectos para que puedas encontrar un nuevo proyecto o mejorar en el que te encuentres actualmente. Cada uno de ellos forma una parte muy importante de mí y de mi forma de ser y ver la vida. Estudié la carrera de Psicología, hice un máster de coaching y trabajo en el mundo de los recursos humanos desde el año 2012. Además, he simultaneado todo lo anterior con procesos de coaching y asesoramiento laboral. 
Pensarás que esto no es suficiente. Además, todavía no me conoces. Si yo fuera el lector de este libro me plantearía algo así como «me parece estupendo, pero ¿qué cosas nuevas vas a contarme?».

He de admitir que vivimos en un mundo en el que el afán por aparentar y las falsas promesas reinan en gran parte del contenido que hay publicado. Por ello, puedo entender que te surjan dudas. ¿Por qué confiar en mi criterio? La respuesta la vas a encontrar en los siguientes párrafos, en los que quiero compartir parte de mi experiencia contigo
 
El año 2007 fue clave en mi vida debido a una serie de circunstancias. Sin duda alguna la principal fue decidir estudiar la carrera de Psicología. Y no, no lo hice para abrir una clínica y tratar a distintos pacientes. El motivo que me llevó a comenzar este camino era una mezcla de mi curiosidad y habilidades sociales. No me considero un vidente, pero tuve una pequeña premonición ese año. Pensé en qué ocurriría si, tras pasar cinco años formándome, no pudiera trabajar en algo directamente relacionado con ello. Normalmente, cuando vas a la universidad lo haces con el objetivo de poder desarrollarte en una profesión relacionada con aquello que has aprendido. Pero puede ocurrir lo contrario, es decir, que, tras finalizar esta etapa, no encuentres empleo en ese campo. Por ello, decidí invertir mi tiempo en adquirir conocimientos y experiencias que pudiera aplicar a cualquier profesión. 

Además, tenía otra cosa muy clara: me encantaba interactuar con la gente. No me gustaba la idea de trabajar aislado con tecnología, sino que prefería desarrollarme profesionalmente en un entorno rodeado de personas. 
Conforme iba cursando la carrera, se acercaba el punto de elegir en qué especializarme. Surgieron muchas posibilidades en mi mente, pero nunca olvidaré el día que lo cambió todo. A veces en la vida descubres cosas de la manera más inesperada, y eso me pasó a mí en el cuarto año de Psicología. Me impactó tanto que puedo recordarlo con una gran cantidad de detalles. Era la tarde de un sábado de otoño. Iba en el asiento trasero del coche de mis padres. Me encontraba muy a gusto y llevaba unos minutos bastante relajado. Sinceramente, dejaba que los pensamientos entrasen y saliesen de mi cabeza sin fijarme en el paisaje que se mostraba tras las ventanillas. De repente, me di cuenta de que entramos en un polígono de empresas. Me llamó la atención la gran cantidad de naves que había. Leí muchos nombres en ellas, algunos me sonaban más y otros menos. Entonces una pregunta apareció en mi mente: ¿qué es una compañía?

La respuesta estaba clara: un conjunto de personas. Hasta ese instante no había prestado toda mi atención a ello porque siempre veía el proceso final y no me paraba a pensar en cómo una organización había llegado hasta la cumbre. En ese momento tuve claro que quería vivir y aprender en el ámbito empresarial. Entender cómo crece una empresa, su funcionamiento interno, pero, sobre todo, ayudar a que mejore y se solucionen los problemas que podían tener los empleados que forman parte de ella. Eso fue lo que me llevó a decantarme por trabajar en ese entorno. 

Estudié varias optativas del mundo laboral para ir ampliando mi conocimiento. Y gracias a un curso de recursos humanos que compatibilicé con el último año de carrera, pude empezar muy pronto mi aventura en este campo. Tuve la suerte de que las prácticas de Psicología fueron como una experiencia laboral completa. Fue en marzo de 2012 cuando me incorporé en una consultora tecnológica en la que empecé mi camino en el área de reclutamiento y selección de personal.

Si leyeras mi CV, podrías ver que he formado parte de cinco empresas distintas, siendo la búsqueda de candidatos la actividad en la que más me he especializado. Además, tengo experiencia en ETT (empresa de trabajo temporal), consultora, headhunter y cliente final. Más adelante definiré esta terminología por si no la conoces. Cada una de estas compañías trabaja de forma distinta a la hora de gestionar los procesos de selección. Haber estado en todas ellas me permite compartir contigo conocimiento y técnicas que te harán desenvolverte mejor en las entrevistas que realices.

Analizando mi pasado, puedo decirte que mis inicios fueron complicados. Cuando perdí mi virginidad laboral tuve un shock muy fuerte con todo lo aprendido en el ámbito de la selección. Me habían enseñado un mundo idealizado y puro en el aula. Para mi pesar, pronto me di cuenta de que la realidad era dura y agresiva. Pensaba que todo se hacía de manera ordenada, ética, atendiendo a competencias bien definidas y pasos que no podían saltarse. Sin embargo, lo que encontré fue el caos, prejuicios y falta de procedimientos. Pero no solo eso. Conforme más entrevistas de trabajo realizaba como técnico de selección, más anécdotas tenía para coleccionar. Observaba muchos comportamientos que alejaban a cualquier persona de entrar en una nueva empresa. Era una especie de guerra entre dos mundos que estaban totalmente enfrentados, entrevistadores frente a candidatos.

Tras unos meses realizando entrevistas se encendió una bombilla en mi cabeza. Fue en septiembre de 2012. No te puedo explicar el motivo concreto, pero supe que tenía que aportar mi granito de arena para ayudar a cambiar esta situación. ¿Cómo? Escribiendo un blog en el que dar orientación laboral real a las personas que estaban buscando empleo en España. Y utilizo el adjetivo “real” para poder aportar más información que los miles de artículos presentes en Internet que hablaban sobre todos los tips, o consejos, comunes para encontrar trabajo. No digo que no fueran útiles, pero me sorprendía que muchos estaban escritos por profesionales que no trabajaban en el ámbito de la selección. 

Antes de crear algo de cero debía dar respuesta a la pregunta de cómo podía diferenciarme del resto. La clave fue ser honesto y acercar la realidad de un técnico de selección a los demás. Mi blog nació con el slogan «aprende a buscar trabajo como nunca antes te lo habían contado». La idea era describir el día a día de un profesional del mundo de los recursos humanos. No se me dio nada mal. Me abrió varias puertas para poder publicar en otras páginas web y colaborar con grandes empresas como Infojobs  o Infoempleo. El blog creció y se unió al proyecto David Casado López-Sepúlveda. Juntos hicimos un par de talleres de orientación laboral durante el año 2017 y realizaremos más proyectos en el futuro.

Algo de lo que me siento muy orgulloso es de haber podido compartir mi experiencia y conocimientos con gente que realmente lo necesitaba. Por ejemplo, he impartido talleres a personas de más de 45 años, a familias desestructuradas y a colectivos en riesgo de exclusión. 

Además de dar charlas y formaciones grupales, durante estos años he tenido la suerte de asesorar y trabajar de manera individual con personas que tenían dificultades para encontrar un empleo. Unido a esto, estudié un máster en coaching que me permitió tanto ejercer en esta profesión como poder desarrollar muchas competencias que trasladé a todos los ámbitos de mi vida. Una que quiero destacar es la toma de conciencia, es decir, poner más atención a las cosas que percibimos, pensamos y sentimos. Compartiré contigo algunas herramientas del mundo del coaching que te ayudarán en el proceso de ser más consciente del trabajo que buscas o cómo te encuentras en tu puesto actual.

Por último, me gustaría decirte que he vivido en entornos laborales muy duros. He escuchado gritos, he tenido responsables y compañeros tóxicos y también he estado en la cuerda floja. Todo ello me ha hecho madurar y poder evolucionar al profesional en el que me he convertido en el día de hoy. El no haber tenido una carrera profesional sencilla me permite aportarte muchos conocimientos y experiencias sobre cómo poder adaptarte y superarte en condiciones laborables adversas. Porque, como comentaba antes, no solo es importante encontrar un empleo, sino poder mantenerte y crecer laboralmente en la compañía. 

Lo que compartiré contigo es fruto de más de siete años de experiencia laboral, cientos de entrevistas personales y miles de CV analizados. Tienes ante ti un resumen de miles de horas de aquello que he vivido, observado y analizado durante toda mi vida profesional. Y lo más importante: seré realista y te daré técnicas y consejos claros que te ayudarán en la difícil tarea de encontrar trabajo. Te adelanto que no tendrás un camino fácil por delante. Te mostraré la realidad como es y te ayudaré a sobreponerte a ella.

Mi parte autobiográfica acaba aquí. Ya que me has dado la oportunidad voy a encargarme de que merezca la pena. Ahora sí, comienza nuestra aventura.



Apoya este libro

¡No te vayas!

Forma parte de los 190 mecenas que ya han apoyado a Francisco Fernández Yuste.

Francisco Fernández Yuste

Lo que nunca te contaron sobre cómo buscar trabajo

Una guía para poder desarrollarte con éxito en tu ámbito personal y profesional

o continúa como invitado
Al continuar, aceptas las condiciones y confirmas que has leído nuestra Política de privacidad, incluido el uso de cookies