Este texto es un fragmento de

Mi Mamá es una superheroína

Ana Pavón y Marta García




Nadie nos enseña a ser padres, no hay libro ni guía posible que nos dé pautas o fórmulas para gestionar el día a día con nuestros pequeños, que serán adultos como nosotros y probablemente padres también repitiéndose de nuevo situaciones. 

Hay familias diversas, de más o menos miembros, donde se mezclan o no las culturas, en las que las pieles son iguales o mestizas. Todas ellas tienen algo en común: el amor. Ese amor incondicional hacia nuestros hijos que nos lleva al fin del mundo y que, a pesar de no tener haber aprendido cómo, nos guía para dejar la mejor huella posible a nuestros Hijos.

Es el amor la inspiración Mi Mamá es una superheroina, donde Leo y Julieta descubren, sin esperarlo, que su mamá es más que esa mujer siempre activa y sonriente. Es especial, desprende luz. ¡Y no se habían dado cuenta antes!

Mi Mamá es una superheroina pretende ser un motivo para compartir momentos especiales con los más pequeños de la casa tomando consciencia de que en el mundo las familias son diversas pero todas ellas hablan el mismo lenguaje, aquel que educa, forma a las personas del futuro a través del amor y valores fundamentales.



Apoya este libro

¡No te vayas!

Forma parte de los 108 mecenas que ya han apoyado a Ana Pavón y Marta García.

Ana Pavón y Marta García

Mi Mamá es una superheroína

Un cuento centrado en los valores y en enseñar que todas las familias son tan maravillosas como diferentes

o continúa como invitado
Al continuar, aceptas las condiciones y confirmas que has leído nuestra Política de privacidad, incluido el uso de cookies