Este texto es un fragmento de

Las aventuras de Chispa y Sombra

Susana Gómez Castiñeira

CHISPA Y SOMBRA: MISTERIO EN FUERTEVENTURA



- ¡Hey, Sombra!- dije sin apenas darme cuenta de que ya habíamos llegado al muelle- ¿Sabes que en apenas una hora pisaremos Fuerteventura? ¡La isla más laaaaarga de las Islas Canarias! 

Mis ojos estaban ansiosos de ver paisajes diferentes, nuevos. Querían descubrir y aventurarse por rincones desconocidos y este viaje, para intentar recorrer esta isla en patinete, era perfecto para ello. Dos niños (mi amigo Sombra y yo), el permiso de nuestros padres y un nuevo objetivo por el que soñar.

-Y tú, Chispa -dijo Sombra- ¿Y tú sabes que tendremos que atravesar casi cien kilómetros en patinete para conseguir nuestro sueño de recorrerla?

 ¡100kms!

Pensando sobre ello, haciéndose un silencio entre los dos, nuestros patinetes fueron colocados en la bodega del barco que nos llevaría a la isla majorera (que así llaman a la isla vecina de Lanzarote).

Apenas habían pasado unas semanas desde que nuestros vehículos superpropulsados e hipervitaminados llamados patinetes habían recorrido la isla de los volcanes y ya estaban ansiosos de poder estar, de nuevo, viviendo aventuras.

¡Qué lindo paseo en barco! ¡Hasta tuvimos la suerte de ver a 5 delfines nadando al lado del ferry! Pisamos tierras de Fuerteventura. Nuestra 2ª isla en patinete. Corralejo sería el punto de partida y desde allí... ¡hasta  el fin de la carretera! Casco, guantes, abrigo, alforjas llenas y piernas dispuestas a impulsar nuestro vehículo soñador.


Ilustración realizada por una de las niñas colaboradoras del proyecto.



Reservar