Aencabo3
Miembro desde hace un a√Īo, 9 meses
Estoy al final de mi vida laboral, ya larga porque empec√© a trabajar muy joven,…
Estoy al final de mi vida laboral, ya larga porque empec√© a trabajar muy joven, antes de terminar la carrera de Derecho. Entr√© a trabajar en el ICONA, de auxiliar, con diecinueve a√Īos.¬°Entonces todav√≠a se mov√≠a por all√≠ F√©lix Rodr√≠guez de la Fuente! All√≠ aprend√≠ a amar los bosques y tambi√©n en mis veranos de Cercedilla. Cuando termin√© los estudios, hice oposiciones a la Administraci√≥n de T√©cnico en el propio ICONA y abandon√© Madrid. Desde entonces he vivido al lado del Mediterr√°neo, Castell√≥n, Orihuela, Murcia, Valencia, pero el agua salada no ha conseguido alterar mis preferencias por el monte. Sin embargo, mi marido y mis hijos son de mar, y una contra cinco es un dif√≠cil saldo en contra. Vivo en Valencia y paso mis veranos en la costa de Orihuela (Alicante). Apenas bajo a la playa.
Empec√© a escribir muy joven cosas sueltas, ideas, sensaciones, pero nunca con continuidad, hasta que hace diez a√Īos los reyes magos me regalaron un peque√Īo ordenador que se convirti√≥ en parte importante de mi vida. Empec√© a escribir. Primero historias cortas y luego narrativa m√°s larga.  He editado en una peque√Īa editorial de Castell√≥n (Saralejandr√≠a), dos novelas: Olvida las Violetas y Marcos Rosario.Tengo otros t√≠tulos escritos esperando a que les de una oportunidad, pero sin prisa. Este cuento lo escrib√≠ cuando naci√≥ mi nieta India, de momento la √ļnica que tengo. Ahora tiene cuatro a√Īos y quiero que sepa m√°s sobre la bendici√≥n que son los montes y como es de f√°cil disfrutar de la naturaleza, si la proteges.