Aparadoras

Las mujeres que fabrican tus zapatos

Un libro de Beatriz Lara Pascual y Gloria Molero Galvañ

Aparadoras
Las mujeres que fabrican tus zapatos
URL: http://bit.ly/2JTFiRy

Sobre el libro


¡PRIMER OBJETIVO CONSEGUIDO! 


¿Quiénes son las mujeres que fabrican tus zapatos? Según datos del INE, un tercio de los puestos de trabajo de la industria del calzado los ocupan mujeres; en la práctica, ese dato es mucho mayor. La cultura empresarial basada en la economía sumergida está totalmente normalizada para un 90% de la población de Elche, una de las principales ciudades productoras de calzado en España. En la producción de calzado española no hay un par de zapatos en el que no intervenga una mujer. Muchas son aparadoras; otras son envasadoras, dan cola...

Las condiciones en las que muchas aparadoras trabajan durante años -algunas empezaron a trabajar incluso antes de la edad legal para hacerlo- acarrean consecuencias en su salud física y mental. Según un estudio de la Universidad de Alicante, el 67% de las aparadoras sufren dolor de huesos, columna y articulaciones; el 20% padece trastornos psicológicos tales como depresión y ansiedad.

Foto: Pablo Miranzo

Las trabajadoras del calzado de la provincia de Alicante, tomando como ejemplo a las kellys de Benidorm, han comenzado a organizarse para reivindicar su papel en la historia del desarrollo económico de la provincia desde finales de los años 50, luchar por unas condiciones dignas y demandar el reconocimiento del trabajo realizado durante toda su vida, en muchas ocasiones bajo economía sumergida.

Las aparadoras han sido el eslabón más débil y explotado de la máquina industrial del calzado que ha hecho a la ciudad ilicitana famosa nacional e internacionalmente. Serán el hilo conductor de este libro, y a través de sus testimonios en primera persona realizaremos un repaso a la historia del calzado en Elche. Ocultas en jornadas maratonianas en sus casas o en talleres, muchas veces sin contratos ni Seguridad Social, realizan un trabajo poco reconocido económica y socialmente, y son silenciadas por la economía sumergida existente en la ciudad. Generaciones de mujeres -abuelas, madres, hijas- se han visto abocadas a un trabajo siempre considerado en su entorno como una "ayuda" a la economía familiar.

Foto: Pablo Miranzo

Pero no van a ser las únicas -sí las más numerosas- que cuenten su historia en Aparadoras; hay más mujeres en condiciones más o menos precarias en la cadena que comienza en el cortado del material y finaliza en las zapaterías de todas partes del mundo: ribeteadoras, forradoras, encoladoras, envasadoras...

Muchas de esas mujeres han abandonado su profesión en busca de mayor estabilidad, incluso para reciclarse trabajando en colectivos también históricamente precarios como las trabajadoras de la limpieza. Otras se han inspirado en las kellys para fundar la Asociación de Aparadoras y Trabajadoras del Calzado de Elche, con la intención de reivindicar unas condiciones laborales dignas.

El objetivo de este proyecto es visibilizar a través de sus historias las condiciones y consecuencias de la precariedad a la que se han visto expuestas, y recoger sus reivindicaciones para mejorar una de las profesiones que más mujeres ha empleado en la ciudad.

Foto: Pablo Miranzo