Mayomoratallaruben

«Toque de queda de emociones: Prohibido SENTIR a determinadas horas»

299 palabras
2 minutos
32 lecturas
Reto creativo «Farmacia de guardia»
👨‍⚕️ Siéntete libre y cuenta una situación rocambolesca en una farmacia de pueblo. Narra en tercera persona.

Crecí en un lugar en el que había una única farmacia, a la que todos llamábamos «El generador de sueños». 

Vivíamos en una época de sentimientos cronometrados, de afectos restringidos, de emociones enjauladas. Por aquel entonces, las personas se sentían más enfermas por dentro que por fuera. La medicina había avanzado, a la par que lo había hecho el organismo humano, siendo este capaz de acortar los plazos de las enfermedades y consiguiendo que tuvieran un carácter efímero y fugaz para la mayoría de los mortales. Pero a aquella farmacia acudían cada vez más personas buscando una receta para sus heridas internas; algunas trataban de explicarlo mediante ligeros golpecitos sobre el área izquierda de su pecho, sin saber cómo hacerlo a través de las palabras. 

Roberto era el encargado de esparcir cuidadosamente los sentimientos humanos sobre el mostrador, para realizar un diagnóstico preciso pero entusiasta. Sabía que lo que más angustiaba a los visitantes era que sus dolencias no se pudieran medir, y que nadie los compadeciera, al no poder baremar su dolor. 

Cuando la noche ya caía sobre la austera farmacia, Roberto bajaba la persiana mientras lanzaba una mirada de soslayo a los pocos comercios que aún estaban abiertos. Fidel, el dueño de la tienda de «revelado de recuerdos y arrepentimientos», y Laura, la encargada del supermercado de «productos para la nostalgia avanzada», eran los dos únicos que tenían permiso para cerrar más tarde que él. Las últimas parejas de adolescentes desenlazaban sus manos antes del toque de queda de emociones, que censuraba SENTIR a partir de determinadas horas. La neblina nocturna ya descansaba sobre los bancos de madera, mientras Roberto buscaba nuevas formas de hacer ver que la vulnerabilidad era una de las más auténticas expresiones humanas, por muy resistentes que fueran los cuerpos en aquella época. 

 
 


 

Mayomoratallaruben
Miembro desde hace 2 años.
54 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Pablo Malagón
06 abr, 08:40 h
Qué bonito y original, Rubén.
La medicina no puede luchar contra los sentimientos, así que me da que ese farmacéutico tendrá el trabajo asegurado para siempre.
Mayomoratallaruben
08 abr, 00:57 h
Totalmente, Pablo. Ese farmacéutico tiene una tarea de por vida. :-) ¡Te agradezco sinceramente el comentario! Un abrazo.
ursula.wolf
06 abr, 21:53 h
Se nos olvida algo esencial entre tanto dolencia y malestar. Qué terrible un toque de queda emocional.
Mayomoratallaruben
08 abr, 01:00 h
¡Así es; imagínate lo que supondría! Totalmente de acuerdo, Úrsula. El mundo tiene olvidos inquietantes. ¡GRACIAS!
María Aguilar
07 abr, 15:55 h
Que bonita y cuánto enseña... Me ha encantado Mayomoratallaruben
Mayomoratallaruben
08 abr, 01:02 h
¡Cuánto me alegra que haya sido así, María! Muchísimas gracias :-)
Patricia Zamorano Granados
08 abr, 09:54 h
Ese mundo que has creado dar para mucho más que un relato corto, me ha encantado ese mundo inventado, al igual que la forma en que lo has descrito.
Mayomoratallaruben
08 abr, 16:27 h
Pues mira, desde que he leído tu comentario he estado dándole vueltas y tienes toda la razón: da para un texto más extenso.
¡Te lo agradezco mucho, Patricia! Me alegra que te haya gustado. :-)
elinsurgentecalleja
10 abr, 22:44 h
Sin duda, no hay medicina que pueda curar el corazón y el alma.
Buen relato.
Saludos Insurgentes
Mayomoratallaruben
11 abr, 03:05 h
Así es, Insurgente. Hay cosas que no se pueden curar con unas cápsulas. ¡Mil gracias! :-)
Omicron Delta Series
12 abr, 00:58 h
Puro sentimentalismo. Me ha gustado. Sería una buena historia que continuar.
Mayomoratallaruben
12 abr, 20:28 h
¡Me alegra que pienses eso, Omicron! Te agradezco mucho el comentario. :-)
Lucia F.S.
12 abr, 13:12 h
Me encantó! Quizás no estamos tan lejos de ese toque de queda, quizás, ni siquiera necesitan ponerle ese nombre, lo tejen y destejen a su antojo en forma de noticias falsas, ruido y más ruido, pan y circo. Enhorabuena.
Mayomoratallaruben
12 abr, 20:27 h
¡Qué gran reflexión, Lucia! "Quizá ni siquiera necesitan ponerle nombre", tal cual. ¡Muchas gracias! :-)
Jose R.G.
12 abr, 18:28 h
Bello y original 👏👏👏
Mayomoratallaruben
12 abr, 20:26 h
¡Mil gracias! Me alegra que haya gustado, Jose. :-)
Otras historias participantes en este reto
  • «Amores de adolescencia.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Marcha atrás» , de Omicron Delta Series Leer »

  • «Píldoras con sabor a limón» , de Carolina Gilbert Leer »

  • «He tenido un déjà vu» , de Rodelvalu84 Leer »

  • «El despertar del monstruo marino» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Asalto a farmacia» , de Pablo Malagón Leer »

  • «Excipiente» , de Jose R.G. Leer »

  • «2 minutos que cambiaron la historia» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «En una farmacia del barrio» , de ursula.wolf Leer »

  • «EL NEGOCIO» , de Relatoteca Leer »

  • «Dioses» , de Jose R.G. Leer »

  • «¿Tiene pastillas para ser mejor?» , de Silvia Sanmartín Meroño Leer »

  • «La rebotica encierra un secreto» , de Jose R.G. Leer »

  • «Profilaxis» , de nosololeer Leer »

  • «Una cura... para un corazón roto» , de Patry GM Leer »

  • «Un pequeño robo» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Los mejores remedios, los de mi boticario.» , de Victoriasanchezal1955 Leer »

  • «Una mañana complicada» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «Mi farmacéutica» , de Fini Gómez Pérez Leer »

  • «Otro maldito lunes: la enfermedad de Mía» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!