🧒 Cuenta la historia de un niño o una niña que está bajo la protección de un ejército extranjero mientras su familia trata de superar los controles para reunirse con él o ella.

«Vuelta a casa.»

Ainhoa Risquez
269 palabras
2 minutos
32 lecturas
Hacía dos meses que Kalid estaba separado de su familia. Tras las guerras que se habían sucedido en Irán, los soldados estadounidenses habían creado un lugar para mantener a los niños que estaban solos a salvo del ejército rival. De esta manera, las familias quedaban completamente separadas y además, a pesar de que las guerras habían acabado, ambos ejércitos seguían enfrentados y los padres debían pasar controles para reunirse con sus padres.

Kalid pasaba el día junto a otros niños y un par de soldados que les mantenían entretenidos para que por unos instantes olvidasen el horror de ahí fuera. Les enseñaban lecciones y también jugaban; mientras, la zona se mantenía vigilada y protegida por el resto del ejército estadounidense. 

Los padres, sin embargo, no tenían la misma "suerte". La mayoría de ellos no conseguían pasar los controles que los soldados iraníes tenían en la frontera, a pesar de vivir allí. Los soldados les pedían documentos que, o no tenían o bien ni siquiera existían, o incluso les pedían dinero. Otras veces eran los propios civiles quienes intentaban sobornar a los soldados, pero solo conseguían que los matasen.

Los padres de Kalid corrieron más suerte. No solo contaban con contactos que les ayudaron con el tema de los documentos, sino que lograron pasar los controles. Solo el último estuvo a punto de hacerles retroceder pero pasaron con éxito. Un soldado aliado les indicó dónde se encontraba su hijo y se encaminaron hacia allí.

Kalid estaba jugando justo cuando sus padres entraron. Se abrazaron y lloraban de alegría. Ya volvían a estar juntos.

   - Ahora os diremos cómo huir - les indicó un soldado.
Publicado por
Ainhoa Risquez
Miembro desde hace 7 meses.
21 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Anastasia Sopale Thompson
05 sep, 14:32 h
Precioso final feliz, Ainhoa. Me he encantado, porque siempre lo vemos todo negro pero este es uno de los escasos puntos de luz. Como en toda guerra impera la ley de "divide y vencerás"; el caso es que las familias deberían ser indivisibles. Pero la realidad es cruenta. Enhorabuena.
Ainhoa Risquez
05 sep, 20:31 h
Muchas gracias!
Ivan Del Dedo Martin
07 sep, 19:20 h
Me ha encantado. En estas semanas que estamos viviendo la vuelta de los Talibán y nos imaginamos la dura realidad de los afganos al huir, siempre queda un lugar para la esperanza y para historias como la tuya. 👏🏾👏🏾
Ainhoa Risquez
09 sep, 01:50 h
Muchas gracias, la verdad que la situación allí es horrible pero me sirvió de inspiración.
Otros relatos participantes en este reto
  • «Ocurrió en la Alhambra» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «TIERRA DE NADIE» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «MENTIR PARA SOBREVIVIR» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Aviones de papel» , de Roberto Bastida Mora Leer »

  • «Los Rolling Stones» , de Mikel M Leer »

  • «Un corazón por los aires.» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «Uno, dos, tres… ¡Libertad otra vez!» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «A través de mi piel» , de Saserfer Leer »

  • «Aisha» , de Leyre Jaime Pérez Leer »

  • «Un legado incalculable» , de Ivan Del Dedo Martin Leer »

  • «Te amaré con todo el odio que me quepa en una bala» , de Marta Fernández López Leer »

  • «El cuento de mi abuelo» , de Bel(a)_Goez Leer »

  • «¿Qué nos mueve a luchar?» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Amor por los aires» , de Antonio Gil Torres @tonigilt Leer »

  • «Balas de amor» , de Nero F. C. Leer »

  • «EZEQUIEL» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «La espera» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Compañeros» , de Wanley90 Leer »

  • «DEL OTRO LADO» , de María Caballero Leer »

  • «Un plan sin fisuras» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!