Etílico
Este libro ha sido publicado tras completar una campaña de crowdfunding.

Mecenas, colaboradores y toda una comunidad de incondicionales dieron su apoyo a este proyecto para que ahora tú, lector, puedas tenerlo en tus manos.

Ver campaña de crowdfunding

Colección Fuera de colección


¿Has encontrado alguna errata en este libro?

¡No somos perfectos!
Es posible que hayamos pasado por alto alguna errata en el texto.

Lector, si has encontrado algún error, ayúdanos y lo corregiremos.
Definición de errata
¡Muchas gracias!
Revisaremos tu correción y aplicaremos los cambios necesarios.
Tu email
Página (en papel)
Transcribe el original
Sugiere una corrección


Etílico

Colección Fuera de colección



Colaboradores de este libro

Diseño
Oscar Giménez
Corrección
Juan Fernández Rivero
Corrección
Blas Cabanilles Folgado

Sobre el libro




Por primera vez, mecenas y lectores deciden la inclusión de un nuevo personaje en un libro. Tú decides entre Baudelaire, Thomas y Bolaño.



Poe, Hemingway, Fitzgerald, Plath, Bukowski. Nuestros cinco protagonistas han encontrado un propósito: mantenerse con vida. Para ello, tendrán que recurrir a sus dos métodos favoritos. Por un lado, la literatura como reflejo de una existencia desgarrada. Por otro, el alcohol como forma de defenderse, a la vez, de los recuerdos y del futuro.

Eddie observa la tumba inerte de Virginia. A Scott no le basta con destruirse a sí mismo. Ernest ve cómo medio mundo se viene abajo al otro lado de la ventana. A Sylvia le asusta salir de su habitación. Buk sueña con no despertar más.

Las desgracias van sucediéndose y ellos, valientes, se empeñan en acudir a sus párrafos cada día, sin descanso. En el otro plano, la realidad empieza a mezclarse con la fantasía. El sueño etílico les permite despertarse cada mañana.





Sylvia

El verso le sacudió de pronto, como si su alma hubiera recordado aquello que no debía. Arrojó el libro contra la pared. Las páginas estallaron, lloraron, murieron. Sylvia conocía perfectamente esa sensación. Su vida, irremediablemente, respondía a este tipo de estímulos. Todo iba bien. En general, solía ir mejor cuanto menos se recreara en su propio pensamiento. Pero entonces, sin más, un suspiro cambiaba la tendencia. Podía ocurrir bajo la ducha, durante un paseo por los campos de su niñez o cualquier noche de las muchas que el insomnio se ha empeñado en visitar.

A veces, también, todo cambiaba con un verso. Con una mirada. Quizás con un gesto. Cierra los ojos con rabia. No puede ser. No puede ser. Lo que tanto le cuesta construir, se derrumba en sólo un instante.

Tiembla.

A lo largo de estas páginas pasearemos a través de los miedos y las inquietudes que rodearon a estos escritores, siempre abrazados a esa droga de la que no pudieron separarse. Literatura y alcohol. Alcohol y literatura.

Porque se trata de provocar el deseo. Aunque sea el deseo de seguir adelante con este sueño etílico. Lo de mantenerse con vida vendrá después.




Sobre el autor


Carlos Mayoral

Carlos Mayoral nació en Villaviciosa de Odón allá por 1986. Conocido en Twitter como @LaVozdeLarra, es escritor, articulista y polemista.

En la actualidad publica asiduamente relatos y artículos en Jot Down, El español y La voz de Larra, su blog personal.





Por qué apoyar el libro


Etílico es un relato múltiple que habla del alcohol y la literatura como forma de subsistencia. 

Nace en torno a la idea de cómo el alcohol afecta en el proceso creativo de autores como Poe, Hemingway, Fitzgerald, Plath o Bukowski.

Un viaje introspectivo en el que Carlos Mayoral retrata de manera intensa y lírica la relación de estos autores con el alcohol y la literatura.

«No me interesa el alcohol como fin, es decir, no me interesa la parte exhibicionista. Me interesa de qué manera les afectaba a ellos como medio de supervivencia y cómo les influía a la hora de escribir, de enfocar su literatura.»

- Carlos Mayoral