Viaje a Boston



Viaje a Boston

Este libro ha sido publicado tras completar una campaña de crowdfunding.

Mecenas, colaboradores y toda una comunidad de incondicionales dieron su apoyo a este proyecto para que ahora tú, lector, puedas tenerlo en tus manos.

Resérvalo ahora:


Este libro se encuentra actualmente en fase de edición pero puedes reservarlo




SOBRE EL LIBRO


Hace dos años, cansado de la rutina en su estudio de Madrid, Guillermo Oyagüez decidió volver a encontrarse. Cogió una gran cantidad de lienzos, el caballete y sus pinceles. Nada más. Ni una pequeña maleta de ropa. Y se fue a Boston durante dos meses para volver a pintar al natural.

Durante su viaje escribió un diario en donde contó su día a día, su experiencia pintando en la calle, las personas que fue conociendo, su forma tan curiosa de encontrar las casas que quería pintar… Esas mismas hojas se convertirán en un libro con el mismo formato de la moleskine original, con las mismas páginas, el blog que complementaba ese diario también aparecerá junto a los increíbles cuadros que pintó, los bocetos de personas y las fotografías del viaje.


Es una historia canalla, genial, divertida y que vale la pena leer aunque solo sea para poder conocer un poco a la persona que hay detrás de ese diario, Guillermo Oyagüez.

Sobre el autor


Guillermo Oyágüez

Guillermo Oyágüez es licenciado por la Facultad de Bellas Artes de Madrid con especialidad en pintura, pero todo comenzó bastante antes. Guillermo pinta desde muy pequeño, porque su padre siempre quiso ser pintor y su madre pianista, pero era otra época y no pudieron hacer realidad sus sueños; ahora Alfredo, su hermano, es pianista y él es pintor.


Pese, o quizás gracias, a su tendencia bohemia, uno de sus profesores y benefactor José Sánchez Carralero vio un gran potencial en aquel joven que terminaba su carrera y le ofreció la Beca Fin de Carrera Cátedra de Paisaje.
Tras años de una gran producción artística, exposiciones y premios, sigue con su carrera, como una carrera de fondo, pero sin perder su esencia de soñador, persona alegre, responsable y pasional. Reinventándose, buscando nuevos retos y objetivos, y quizás la publicación de este libro no estaba entre sus planes, pero ha cogido la oportunidad con mucho cariño y entusiasmo.
 «No sé por qué pinto lo que pinto, ni qué digo con lo que pinto, ni tan siquiera si quiero decir algo con lo que pinto. Quizá, si lo supiera, no lo pintaría. Por eso, cuando me lo pregunto, no me lo contesto, y así sigo, sin saber por qué pinto lo que pinto, sin saber por qué pinto, pero pinto».