El ángel que me cuida se escapó en un avión

Un libro de Lucía Rubio con el apoyo de 44 mecenas

El ángel que me cuida se escapó en un avión
Un libro de Lucía Rubio
Comparte esta campaña para que llegue a más gente como tú:
Copiar enlace: http://bit.ly/32m79T8

Sobre el libro


Querida, es probable que esté a punto de cometer la locura más grande de mi vida. Pero la vida no es vida si de vez en cuando no le da una sacudida al estómago y el corazón. Antes de olvidarme de mi propio nombre, me escapo de esta tierra para descubrir las nuevas donde pisarán mis botas. Viajo a España en busca de mis ancestros.

Te quiere, 

Alberto.

No resulta extraño que las más grandes o las más desdichadas historias comiencen con una nota de despedida. Esta es una de ellas. Las líneas que a puño y letra escribe Alberto para su nieta antes de subirse al avión que le llevará a España hacen temblar los cimientos de la vida tal y como la conocen los protagonistas de esta historia.

Nuestros protagonistas son dos hermanos que, pese a su actual distanciamiento, se verán obligados a convivir y entenderse cuando la repentina huida de su abuelo enfermo hacia el viejo continente les embarca forzosamente en esta trepidante aventura. Partiendo de posturas muy diferentes de entender el mundo, el viaje les ayuda a crear unos lazos que se consolidarán hasta volverse inquebrantables. Un amor puro y fraternal más allá de las diferencias.


Tanto Uruguay, de donde es originaria la autora, como el resto de países de América del Sur, se transforman en personajes secundarios de un relato marcado por la recuperación de la memoria y la emigración. Por las generaciones de los hijos de la emigración Europea. Esta novela nos devuelve a los orígenes. Nos hace imaginar esos pasos y recorrer juntos un viaje que condicionó el destino de millones de familias. Una búsqueda hacia las raíces, esas que, en algunos casos, las generaciones más jóvenes tienen desdibujadas y en otros jamás las han llegado a conocer.



El ángel que me cuida se escapó en un avión está muy lejos de ser un relato triste o nostálgico. Está narrada desde lo absurdo y cargada de humor e ironía. Defiende y reivindica el pasado y la recuperación de la memoria familiar, desde un canto a lo frenética y divertida que es la vida presente.