Reto de escritura #8. Oficios artesanales
✍🏻 Escribe la historia del último panadero artesano de una ciudad contemporánea. Ten en cuenta que no tiene descendientes

«El tal Cenceño»

Guillermo Escribano
289 palabras
2 minutos
2 lecturas
El tal Cenceño no tuvo piedad. Primero, la emprendió con el último modelo de porcionador de masa automático, que según el fabricante: «permite optimizar la mano de obra en el proceso de alimentación de la maquinaria panadera».

A continuación, el tal Cenceño acometió furioso, levando el asunto, contra el módulo de depositación automática de masa, «que puede realizar el proceso de forma lateral y aumenta un 250% la producción».

Fue especialmente brutal, el tal Cenceño, con el módulo decograin, un artilugio que permite «decorar los panes con cualquier tipo de semilla para atraer la atención del cliente e incrementar las ventas», particularmente ofendido con este aspecto del pan industrial, según declaró más tarde.

Prosiguió, el tal Cenceño, atacando la línea de creación de bloques de pella con mucha greña, «el único sistema de laminación en el mercado que garantiza una sábana de masa sin estrés», signifique lo que signifique. En este punto, arremetió con impropia ansiedad para alguien de su temperamento tranquilo.

Dejó para el final, tras mucho fermentar el asunto, la amasadora de la compañía alemana implicada en el asunto. La noticia había corrido como la pólvora el día anterior: «Brot-omatisch predice el fin de la panadería tradicional», una información sobre la creación de una IA (inteligencia artificial) para gestionar las líneas de producción de la industria, reduciendo en un 80% el personal necesario e incrementando en casi un 200% la producción. El artículo terminaba así: «el panadero artesano es un profesional obsolescente».

Los disturbios duraron cuatro días y se extendieron por toda la ciudad, desde la fábrica de pan hasta el centro de la ciudad, con abundante uso de harina de fuerza. El tal Cenceño, instigador de la revuelta, declaró tras su detención: «a quien cuece o amasa, no hurtes la hogaza».
Publicado por
Guillermo Escribano
Me gusta: escribir, publicar, compartir y ayudar a otros escritores. 
Miembro desde hace 3 años.
10 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
No hay comentarios en esta publicación.
Otros relatos participantes en este reto
  • «La leyenda de las agencias» , de Áitor Nova Leer »

  • «Madera de adolescente» , de César Segura Leer »

  • «Celebrities: Hoy… Johannes Gutenberg» , de Bárbara Téllez Leer »

  • «El resucitador» , de Alaska Leer »

  • «Para ti» , de Anammpuga Leer »