Pablo Malagón

«La mejor persona del mundo»

500 palabras
4 minutos
20 lecturas
🤶 Escoge un personaje navideño y crea una historia en torno a él.

- Papá ¿Por qué este año no viene Papá Noel?

 

Cada año ocurría lo mismo. El abuelo bajaba a por pasteles y poco después sonaba una campanilla en el jardín trasero. La familia salía, loca de alegría y abrazaba a Papá Noel como si de un miembro más se tratase. Quique se quedaba en la puerta, dudando entre el miedo y la ilusión y miraba hacia atrás esperando a que su madre le pusiera una manta sobre los hombros.

Pensaba que temblaba de frío, pero lo hacía de emoción. Papá Noel era simpático y bonachón, tenía una espesa barba blanca, perfectamente cuidada y su traje rojo era tan suave como las sábanas de la casa de la abuela. Y reía con carcajadas sonoras cada vez que Quique abría uno de los regalos.

- Ho, ho, ho.

Un estuche nuevo, unos prismáticos, algún libro y aquellos walkie talkies que tanta ilusión le hicieron y con los que tantos días jugó al juego de los espías.

Cuando regresaban al calor del hogar, Papá Noel se despedía con su voz grave y le conminaba a ser bueno.

- Me esperan los renos y muchos muchos niños.

Los mayores preguntaban a Quique por los regalos y Quique siempre preguntaba por el abuelo.

- Ha ido a por pasteles. – Respondía su padre sin demasiado énfasis.

Y entonces sonaba el timbre, el abuelo aparecía con una bandeja de pasteles y Quique se abalanzaba hacia él para contarle que otro año más se había quedado sin ver a Papá Noel y que le había regalado unos walkie talkies espectaculares.

Y el abuelo se sentaba a su lado y se lamentaba mientras observaba a su nieto con ese brillo en la mirada que le convertía en el hombre más bueno del mundo.

Pero el abuelo se marchó el último verano. Dos días antes de marcharse de vacaciones, se cayó de la cama y no volvió a levantarse. Se le ha parado el corazón, le dijeron. Y todos lloraban, y Quique trataba de sonreír mientras recordaba aquellas nochebuenas en las que se comían los pasteles del abuelo y él los observaba con aquel brillo en la mirada.

 

- Porque este año tiene que visitar a otros niños. – Contestó entonces su padre.

Habían vuelto a la casa de los abuelos para tratar de celebrar una Nochebuena en familia. La abuela volvería a cocinar cordero y mamá prepararía un cocktail de marisco, pero ya no se comerían los pasteles del abuelo, ni escucharían una campanilla en el jardín trasero. Los renos habían pasado de largo y Quique echaba de menos contarle a su abuelo cómo era Papá Noel, incluso más que abrir los regalos.

 Entonces tomó la foto que la abuela tenía enmarcada sobre la estantería. Allí estaba él, abrazado a Papá Noel y con una saca abierta llena de regalos. La mano enguantada acariciaba su nuca y en los ojos había algo que le resultaba familiar. Papá Noel tenía en los ojos el mismo brillo que convertía al abuelo en la mejor persona del mundo.
Pablo Malagón
Madrileño, cuarentón, padre, administrativo y aspirante a escritor en los ratos libres.
Miembro desde hace 1 año.
50 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Leyre Jaime Pérez
27 dic, 00:44 h
Que bonito es el amor que nos dan los abuelos!
Pablo Malagón
27 dic, 15:14 h
Así es Leyre. Muchísimas gracias por tu comentario.
elinsurgentecalleja
27 dic, 01:45 h
Magnífica y entrañable historia Pablo, descriptiva y llena de bondad y emotividad.
Las personas se van, pero siempre quedan sus recuerdos.
Saludos Insurgentes
Pablo Malagón
27 dic, 15:15 h
Mil gracias, compañero. Los abuelos siempre estarán con nosotros.
Patricia Zamorano Granados
27 dic, 11:34 h
Los abuelos, siempre los abuelos 💝
Maravilloso 👏🏼 👏🏼
Pablo Malagón
27 dic, 15:15 h
Siempre.
Mil gracias.
Carmen Fernandez Mayoralas
27 dic, 17:37 h
Emocionante!
Pablo Malagón
29 dic, 08:42 h
Me alegra que te haya gustado, muchas gracias.
Noelia de la Flor Ruiz
27 dic, 18:01 h
Preciosa la bendita inocencia y el crecer denlos niños, el darte cuenta que Papá Noel si existe, que es tu abuelo, alguien a quien tanto quieres.
Muy bonita historia 😊
La vida es así.
Pablo Malagón
29 dic, 08:42 h
Muchas gracias, Noelia.
María Aguilar
27 dic, 23:19 h
Que bonita historia Pablo. Felicidades
Pablo Malagón
29 dic, 08:42 h
Muchas gracias, María.
Mila Clemente
28 dic, 17:07 h
Me ha encantado tu historia Pablo. Momentos tan emocionantes para los niños como para los padres y abuelos...
Pablo Malagón
29 dic, 08:42 h
Muchas gracias, Mila.
M. Carmen Briz Marín
02 ene, 10:42 h
Me ha encantado. Todavía echo de menos a mi Papá Noel
Otras historias participantes en este reto
  • «No tengo bastante con tragarme lo de la paloma, que encima me viene esto.» , de Naufragoenlaluna Leer »

  • «Al estilo Schopenhauer» , de Naufragoenlaluna Leer »

  • «Nuevas figuritas en el Belén» , de Mila Clemente Leer »

  • «Nochebuena» , de Francisco Anacoreta Laico Leer »

  • «¿Quién viene esta noche?» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «¿A qué huele la Navidad?» , de Leyre Jaime Pérez Leer »

  • «Momentos de felicidad» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Siempre nos quedará la Navidad» , de Chuso Garcia Leer »

  • «Rejuvenecer en Navidad» , de Mila Clemente Leer »

  • «La última Navidad» , de Omicron Delta Series Leer »

  • «¿Dónde está el señor de rojo?» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Caza a Papa Noel» , de Mila Clemente Leer »

  • «Historia de Navidad» , de María Aguilar Leer »

  • «No todo es Navidad» , de M. Carmen Briz Marín Leer »

  • «Grinch» , de Daniel González Irala Leer »

  • «Encuentros antes de navidad» , de Loliespal-71 Leer »

  • «¡Salvemos la Navidad!» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «La otra cara de la Navidad» , de Marina Nieto Martí Leer »

  • «"EL MEJOR REGALO ERES TÚ"» , de Imanoltellechea1 Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!