María Caballero

«No arruines mi mundo»

305 palabras
2 minutos
85 lecturas
👨‍🎤 Ponte en la piel de un o una adolescente que descubre que su mayor referente cultural acaba de fallecer.

El chico regresa del instituto llorando, da un portazo y se tira en el sofá desconsolado, ante la peor crisis que recuerda su abuela. Le concede unos minutos y al ver que no se tranquiliza se arma de paciencia y hace la pregunta oportuna.

—¡Anoche asesinaron a John Lennon! ¡Un loco ha disparado contra él!

La abuela no conoce a esa persona y teme la reacción del nieto si pide que le cuente quién es.

—¡Ese maldito gordo seguirá viviendo y John no volverá a componer otra canción como Imagine!

Ahora sabe que se trata de un músico. Suelta en un tono bajo que se hará justicia y telefonea a la hija mayor, siempre está al tanto de la actualidad. Parece que además es un pacifista y un idealista de los que sueñan con cambiar el mundo.

La mujer suspira, se asoma al salón y el muchacho duerme. Prepara un café bien cargado, de los que su médico le tiene prohibido y tanto le gustan. Se sienta a meditar sobre la charla que no debe demorar por más tiempo.

Su hija pequeña también era una gran soñadora. Se le llenaba la boca proclamando que era misión de todos conseguir la paz mundial y que se respetasen los derechos humanos. Ese joven, de largos cabellos y barba descuidada, terminó de confundirla por completo hasta el punto de abandonar a Martín a los pocos meses de nacer. Ellos tenían un objetivo mucho más importante en la vida que criar a un hijo, sacrificar a uno para salvar a muchos. Y allí se quedaron los abuelos, con un bebé y un montón de libros con el símbolo de la paz dibujado en las portadas. Había llegado la hora de contarle al nieto que no se puede luchar por mejorar el mundo cuando empeoras el tuyo con tus actos.

María Caballero
Miembro desde hace 1 año.
22 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Jorge Sanova
17 oct, 18:08 h
Muy original.
María Caballero
17 oct, 18:45 h
Me alegro de que te lo parezca. Gracias.
Patricia Zamorano Granados
17 oct, 19:27 h
Una mochila pesada la que lleva la abuela a sus espaldas. Muy bueno.
María Caballero
17 oct, 19:32 h
Me alegro de que te haya gustado. Gracias Patricia.
Ismael Salvador
17 oct, 20:34 h
Mmmmmmmm un café cargadito de cara a la noche... que mal viene para dormir, pero que rico sienta.
María Caballero
17 oct, 20:46 h
Cómo lo sabes. No pegas ojo pero da igual, es de los mejores placeres 😆.
Ismael Salvador
17 oct, 21:01 h
¡¡CHIIII!! Café con leche bien calentito, una noche lluviosa y la hoja de texto... ¡De Guti!
Lucia F.S.
18 oct, 03:52 h
Ay Maria, que punto has tocado.
María Caballero
18 oct, 12:48 h
Gracias Lucía. Es lo que me provocó la historia.
Carolina Jiménez Conejero
18 oct, 11:31 h
Muy bonito, María. Me ha encantado 👏🏻👏🏻
María Caballero
18 oct, 12:49 h
Gracias por tu comentario y por tu tiempo.
elinsurgentecalleja
19 oct, 01:37 h
Preciosa historia, bien llevada y contada.
Me ha encantado, enhorabuena.

Saludos Insurgentes.
María Caballero
19 oct, 11:40 h
Muchas gracias por tus palabras, compañero. Saludos.
Tomás Muñoz
19 oct, 10:19 h
Muy buen relato María
María Caballero
19 oct, 11:39 h
Me alegro de que lo creas. Gracias, Tomás.
Jose R.G.
19 oct, 11:57 h
Me ha gustado mucho que la historia se cuente desde el punto de vista de la abuela. Además, bien escrito.
María Caballero
19 oct, 13:19 h
Te agradezco mucho tu comentario, Jose. La abuela tenía más historia que el chico.
Anastasia Sopale Thompson
19 oct, 17:31 h
Lapidadrio el final, María, y muy necesario también. Es lo que suele suceder con mayor frecuencia de la que gustaría en un mundo sembrado de hipocresía. Felicidades.
María Caballero
19 oct, 18:35 h
En todo hay que tener claro su parte buena y la mala, que solemos ocultar por esa hipocresía que comentas. Gracias por tu comentario, Anastasia.
Francisco Anacoreta Laico
21 oct, 22:07 h
Menudos hippies hipócritas los padres del niño. Buena historia con varios puntos reflexivos muy buenos.
María Caballero
21 oct, 23:18 h
Me alegra que haya también trasfondo en la historia. Muchas gracias por tu comentario.
Ce
Celsofb
25 oct, 13:50 h
Curiosa la historia, pero así se gesta el mundo, de unos soñadores que para proteger a muchos a veces desproteger el que está más cerca. Enhorabuena María
María Caballero
25 oct, 19:42 h
Recordé a algunos de esos soñadores con los que coincidí en la Universidad y que nos defraudaron bastante con el tiempo. Es verdad que algunos sacrifican lo más cercano para conseguir un bien mayor. Hay de todo, claro... Muchas gracias por tu tiempo y por comentar.
Otras historias participantes en este reto
  • «Llegamos a un túnel que apaga la luz» , de Ivan Del Dedo Martin Leer »

  • «Lili Marleen» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «De amor con alas rosas.» , de Eugenio A. García de Paredes Pérez Leer »

  • «Tocata de "Buena Esperanza" en "sí sostenido"» , de Javier Fonseca Fisterre Leer »

  • «EL LEGADO QUE ME DEJAS» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «La canción de Troya» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «El día que murió Freddy» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «El heredero» , de Israel Gago Caballero Leer »

  • «Intocables» , de Jose R.G. Leer »

  • «Brown Eyed Girl» , de Mikel M Leer »

  • «El abrazo del Rey» , de Sarai Hernández Leer »

  • «Seguiré viviendo con mis padres.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Arrullos que despiertan» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Aunque tú no lo sepas» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Su canción» , de Jorge Sanova Leer »

  • «Tiempos de cambio» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Guerra por la paz» , de Antonio Gil Torres Leer »

  • «A TU LADO» , de Manuel Almena Leer »

  • «En la bandeja de entrada a veces hay cosas importantes» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «La parte humana de la red» , de Mikiuko Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!