Humans First VS La religión verde

Formato
Encuadernación
Páginas
14x21
Tapa blanda
sin solapas

SOBRE EL LIBRO


«Tarzán deseaba y necesitaba comer carne más que los propios simios. Descendiente de una raza de carnívoros, pensaba que nunca, en toda su vida, había saciado su apetito de comida animal».

Tarzán de los monos, Edgar Rice Burroughs

Cuando Álvaro Mendoza se enamoró del mundo animal, nada le hacía pensar que acabaría escribiendo un libro como Humans first vs. La religión verde. Sin embargo, sus más de treinta años de dedicación profesional al estudio de los animales le han llevado a replantearse los términos y argumentos del pensamiento animalista. Desde su perspectiva de naturalista, Álvaro propone con este texto una posición equilibrada entre la defensa de los animales y el progreso de los seres humanos.

Humans first vs. La religión verde es un ensayo social que contribuye al debate científico actual sobre el ecologismo y la defensa medioambiental desde una posición que podría ser considerada políticamente incorrecta y que se sale de lo que estamos acostumbrados a escuchar: «el secreto para cuidar la naturaleza es hacerlo de la mano de la ciencia y de la ética, y hacerlo en función, primero, de la especie humana».

Los seres humanos tenemos la capacidad de razonar, de elegir, de argumentar. «Como cualquier animal ejercemos un impacto en el medio pero en nuestro caso podemos hacer algo más que dejarnos llevar por la genética. Somos conscientes y responsables de lo que hacemos». Pero, además, vivimos en un estado del bienestar donde podemos elegir qué comer, podemos elegir cómo actuar. Y lo hacemos «en base a unos principios a los que hemos dado forma durante nuestra historia y que han desembocado en la solidaridad, que no existe en el mundo salvaje».


Humans first vs. La religión verde ofrece argumentos contrastados en defensa de que no tenemos que renunciar a nuestra civilización para salvar al mundo, ni renunciar a comer carne o llevar prendas de piel. La clave, señala Álvaro, está en ser coherentes y en cuidar la naturaleza, porque nos va la propia vida en ello: «proteger la naturaleza y respetar a los seres vivos es imprescindible y estamos aprendiendo a hacerlo […] pero hagámoslo siempre desde el profundo respeto a la ecología, que es una ciencia y no una postura política».


Sobre el autor


Álvaro Mendoza

Álvaro Mendoza (Madrid, 1963) tiene un vínculo muy estrecho muy estrecho con los animales y, ejemplo de ello, es el profundo amor que demuestra hacia los seres vivos en sus documentales. Lleva treinta años siendo naturalista, o quizá más. Profesionalmente, ha estado desde los años 90 vinculado a la producción de documentales de comportamiento animal: «me encantan los animales, me fascina observarlos cuando construyen sus nidos o sus madrigueras, cuando cazan o se cortejan. Es como ver de dónde viene nuestra propia forma de actuar. Es como viajar al pasado del hombre y ver el principio».

 

Pero más allá del ámbito profesional, está claro que nuestro autor nació con genes inclinados hacia la curiosidad por la madre naturaleza. Entre las anécdotas de su infancia, Álvaro recuerda que siendo muy pequeño, sus padres le llevaron a la Casa de fieras del Parque del Retiro (Madrid). Allí se quedó absolutamente fascinado frente a los osos polares: «me sorprende tener ese recuerdo tan vívido y entender hoy que mi curiosidad y mi instinto observador ya me guiaban bastante bien».

Hasta el momento, ha escrito y dirigido más de cien documentales. Y los ha vendido a ciento cuarenta países. Una posición que le ha permitido disfrutar de un sillón con vistas privilegiadas al mundo animal. «Entre todos los que nos dedicamos a construir contenidos audiovisuales sobre estos temas, estamos consiguiendo llegar un poco más al corazón de la humanidad». Junto a su equipo, ahora producen documentales para National Geographic, BBC o TVE, entre otros.






Comprar «Humans First VS La religión verde»

20€
Gastos de envío: 4€
Próximamente
Papel
Tapa blanda
Cantidad:
Reservar

Libros relacionados con Humans First VS La religión verde