Mamá, quiero ser cuentista

Mamá, quiero ser cuentista

Cuentos irreverentes para niños de más de 20

Formato
Encuadernación
Páginas
14x21
Tapa blanda
sin solapas

SOBRE EL LIBRO


¿Por qué vas a leer sobre una cosa cuando puedes leer de todo? De esta forma tan directa nos empezó hablando Paula Mateos, su autora, de este proyecto. Un viaje por el pasado, presente y futuro –la mayoría de las veces distópico– de un mundo que ha pasado por dos guerras mundiales, un holocausto, una España dictatorial y una Argentina que buscaba desaparecidos. 

Mamá, quiero ser cuentista. Cuentos irreverentes para niños de más de 20 nos presenta una colección de cuentos para adultos que busca remover, hacer pensar, llorar o reír, así como generar una profunda reflexión. Un grito que se alza para imponerse a todas las injusticias a través de los cuentos de una niña de 37 años que ha crecido escribiendo todo lo que veía, amándolo u odiándolo. Los cuentos abordan una amplia variedad de temas, incluyendo estrellas de mar, detergente, gordofobia, feminismo, Ana Rosa Quintana, animales, laca Nelly y política. 


Paula, inspirada en otros autores como Lemebel, Cristina Domenech, Maria Hesse y Juan Hilarión Eslava, quiere que disfrutes, que afrontes esta lectura con la mente en blanco. «Quiero que estas páginas sean una verbena en la que todo puede pasar y pasa. Y quiero generar reflexión y discusión, no dejar lugar a la indiferencia», añade la autora. 

Son cuentos rápidos, amenos y con final concluyente. Son cuentos que crean un debate contigo, con cualquier persona que lo tenga entre sus manos y bucee por sus páginas. Son cuentos tan vivos como Paula, siempre buscando una vía de escape, el impulso para coger el día a día con una sonrisa. «Además, si un cuento no te gusta, se puede pasar al siguiente, escoger empezar por el final, por la mitad o por el número que más rabia te dé», argumenta Paula.


Sobre la autora


Lola Mento (Paula Mateos)

Paula Mateos (@lolamento1984) (Valladolid, 1984), aunque criada en Salamanca, publica bajo su pseudónimo, Lola Mento. Veterinaria de profesión, ahora trabaja en el mundo del marketing. Una rama a la que tuvo que adaptarse al trasladarse a Canadá. «Me tenía que ganar la vida y me contrataron en una cadena de ropa formándome para el departamento de marketing», comenta Paula, que tras esa experiencia se fue a hacer cooperación a Malaui. 


El amor por las letras de Paula no empezó como ha terminado. Los caminos de la vida, siempre tan sinuosos. «Yo no tenía ni un poco de cariño por las letras, porque escribía mal a lápiz y en el colegio nunca me pasaban a boli. Veía un cuadernillo de escritura y no quería ni acercarme», recuerda la autora, que tuvo su primer pinito escritor tras un concierto del grupo Take That. «Escribí una carta al director de ABC corrigiendo la crónica que habían publicado», explica. 

Y Paula comenzó a escribir. Así, de la nada. A decir verdad, de la nada tampoco, porque aunque no fuera muy amiga de las letras, de pequeña también escribía. En todas partes. En toda clase de sitios en los que no se podía. Era un alma libre. «Escribía en sitios como las paredes, nada recomendable, y mi abuela me regaló un cuaderno», nos dice Paula entre risas. De un cuaderno a un libro. De tener que tomar distancia con las letras a crear Mamá, quiero ser cuentista. Cuentos irreverentes para niños de más de 20.







Comprar «Mamá, quiero ser cuentista»

20€
Gastos de envío GRATIS
Próximamente
Papel
Tapa blanda
Cantidad:
Reservar

Libros relacionados con Mamá, quiero ser cuentista

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!