Raquel Rivera

«Esta mancha que también es mía»

297 palabras
2 minutos
27 lecturas
📩 Mándale a tu editora un email. ¿Vas a terminar tu nuevo libro?  ¿Vas a empezarlo? ¿Tienes un bloqueo?

Querida Layla,

Sé que llevas mucho tiempo esperando este correo. Dos meses, quizá tres. Puede que sean cuatro. Demasiado tiempo, en cualquier caso.

Sé que me comprometí a escribir una novela sobre la ausencia de mi abuelo, sobre su mancha en mi memoria. Pero no puedo. He descubierto que no puedo. Y no es que no lo haya intentado. Sabes que compré los billetes para irme a Costa Rica y seguir su rastro a partir de un par de cartas y una fotografía en blanco y negro escondida en una caja de latón en el corazón de mi padre. Sabes que saqué el portátil de su funda y lo pasé por el escáner, que me llevé en la maleta libros sobre Costa Rica, sobre el duelo, sobre la memoria, libros de autoficción. Sabes que me bajé del avión y cogí un taxi y me instalé en el apartamento y que hice preguntas y hablé con barmans y con surferos y con gente que sin borrar la sonrisa de la cara me decía que no, que jamás habían visto al hombre de la fotografía en blanco y negro. He pateado la arena de la playa, primero en busca de respuestas, y luego llena de rabia y de impotencia y de vacío y de ausencia.

Sé que te prometí una novela sobre la historia de un soldado que abandona a su hijo porque es un hombre egoísta incapaz de hacerse cargo de otra cosa que no sean sus propios deseos. Pero he descubierto, desde el exilio de mi propia casa, que ese hombre no es mi abuelo, sino mi propio padre, y que la mancha ahora es tan grande que se ha extendido por mis dedos, por la pantalla, por el teclado, que no sé cómo borrarla.

Perdóname, Layla.

Raquel Rivera
Miembro desde hace 2 años.

Para dejar un comentario, inicie sesión
María Aguilar
27 abr, 23:49 h
Genial.., enhorabuena Raquel
Rodelvalu84
28 abr, 17:01 h
Muy bonito. Me ha encantado la carta.
elinsurgentecalleja
30 abr, 17:16 h
Buena narración, el giro final es muy bueno.
Saludos Insurgentes
Anastasia Sopale Thompson
01 may, 20:11 h
Ufff... Qué fuerte, Raquel. Pero, viéndolo desde la orilla opuesta, y sin querer, el cuerpo de este mail bien puede ser el inicio de esa novela que dice no poder escribir. Que su padre sustituya a ese abuelo, perdido en Costa Rica.
Pablo Malagón
03 may, 09:51 h
Pues sin quererlo, ha escrito una historia preciosa.
Otras historias participantes en este reto
  • «Kassandra» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «ENCONTRAR TU VOZ» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «SUCEDIÓ UNA NOCHE» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Liberación» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «Las horas restantes» , de Monique Amoedo https://moniqueamoedo.com/ Leer »

  • «Mi reflexión, mi final» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «La increíble historia de Martín y Fausto el dragón» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Sobre el final de la trilogía» , de Antonio Jimenez Leer »

  • «Planeta AKA28» , de Marcelacormar Leer »

  • «Las andanzas de Jacinto.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «De mirada triste y perdida...» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «La editora fiel» , de Marla Lotti Leer »

  • «Legado» , de Pablo Malagón Leer »

  • «Cuando volvió la luz» , de Omicron Delta Series Leer »

  • «No me rechaces» , de Rodelvalu84 Leer »

  • «Todo lo que podía pasar, pasó.» , de Rodelvalu84 Leer »

  • «Impensable» , de Andrea Gascón Sánchez Leer »

  • «El Asesino del Padre Nuestro» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «Historias del Café Salón Pérez» , de Pepi.hern Leer »

  • «Vidas pasadas» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!