Clara Bahillo

«Makalu»

308 palabras
2 minutos
66 lecturas

Tan solo doscientos metros me separan de la gloria eterna. Miro el regulador y hago las cuentas oportunas para saber si dispondré del oxígeno suficiente para coronar el codiciado Makalu, único ochomil del Himalaya que aún no he tachado de la lista.

¡Joder! Tengo la cantidad precisa para alcanzar la cima pero no para bajar. A estas alturas abandonar no debería ser una opción, pero tampoco quiero que esta montaña se convierta en mi tumba.

Dirijo la mirada al cielo. Está cubierto por nubes tan densas que me extraña no poder ver dibujos en ellas al tratar de hacer volar mi imaginación. Extiendo los brazos aspirando alcanzar una; está tan cerca que siento que seré capaz de acariciarla con mis dedos una vez consiga hacer cumbre.


«Si quieres algo, encuentra la forma de conseguirlo, no busques excusas. Pelea siempre hasta el final».

Me viene a la mente esta frase de mi amigo Avery. Vivía obsesionado con conquistar las cúspides del mundo y su porfía acostumbraba a ver cada ascensión como una lucha a muerte del hombre contra la montaña. En su último enfrentamiento, el combate lo ganó el temible Annapurna; aquel fatídico julio no solo perdí a mi compañero de batallas, también a mi mejor amigo.


El recuerdo de Avery me rompe por dentro. Me dejo caer al suelo derrotado por mis sentimientos. Aquí, sentado en el suelo, busco la cumbre con la mirada pero las nubes me lo impiden. Sé que está ahí, al otro lado del manto blanquecino.

Aprieto los labios cuando siento cómo una lágrima se desliza sobre mi mejilla.

«Si quieres algo, encuentra la forma de conseguirlo, no busques excusas. Pelea siempre hasta el final».

Me incorporo torpemente flexionando las rodillas y comienzo el descenso. El mejor modo que se me ocurre ahora de alcanzar la cima del Makalu es intentarlo en otra ocasión.

😨 Escribe un cuento o una fábula sobre un personaje que sufre un accidente ascendiendo una montaña y aprende la importancia de la cooperación y de confiar en los demás para superar las adversidades.
Clara Bahillo
Nací a orillas del Carrión unas cuantas primaveras atrás. Pese a dejar mi tierra para…
Miembro desde hace 6 años.
5 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Ivan Del Dedo Martin
26 sep, 00:33 h
Muy bueno!
Clara Bahillo
26 sep, 13:23 h
¡Gracias!
María Aguilar
26 sep, 12:43 h
Muy bonito, y muy cierto, siempre hay que luchar, hasta el final..... Sea cuál sea ese final.....
Clara Bahillo
26 sep, 13:19 h
Igual de importante es también conocer nuestros límites (según la ocasión, claro).
Alba Urbano Cordobés
26 sep, 14:25 h
Increíble, felicidades
Clara Bahillo
26 sep, 17:57 h
Muchas gracias 😊
JUAN JOSE ROBLES
26 sep, 23:54 h
Seguir tu sueño siempre, cueste lo que te cueste, es lo importante. Muy bueno.
Clara Bahillo
27 sep, 00:00 h
¡Gracias! Ya sabes que los sueños tienen alas, no pretextos.
Jose R.G.
27 sep, 09:17 h
Me ha gustado mucho la descripción de las acciones del personaje, así se hace fácil verlo vívidamente. Además está muy bien escrito. El final también me gusta: su amigo le enseñó tenacidad pero el fatal desenlace que tuvo le mostró que los tiempos no son siempre los que uno esperaba por lo que amoldar los retos a las circunstancias es dignamente humano. Enhorabuena.
Clara Bahillo
27 sep, 13:48 h
Veo que has sabido captar bastante bien buena parte del mensaje implícito del relato 🙃
Xavi Pons
27 sep, 10:47 h
Buen relato, Clara. ¡Enhorabuena! :)
Clara Bahillo
27 sep, 13:44 h
¡Muchísimas gracias!
Xavi Pons
27 sep, 10:47 h
Buen relato, Clara. ¡Enhorabuena! :)
Anastasia Sopale Thompson
28 sep, 18:36 h
Exactamente, Clara. Pelear hasta el final por lo que se quiere, pero ser consciente también de nuestras limitaciones para que la "máquina no se fuerce" hasta un punto de no retorno. Felicidades.
Clara Bahillo
28 sep, 21:36 h
Gracias por tu comentario. Ahí está la clave, en conocer nuestros límites cuando nos enfrentamos a determinadas situaciones.
Podemos alcanzar cualquiera de la metas que nos propongamos, aunque en ocasiones lleguemos a ellas de una manera diferente a la que nos habíamos propuesto inicialmente.
JF
Javier Fonseca Fisterre
30 sep, 00:20 h
Un buen guerrero debe saber cuándo librar su batalla y prepararse para la siguiente.
Un final prometedor (ya que no perece y vivirá para combatir la montaña otro día).
Buen relato.
Clara Bahillo
30 sep, 17:10 h
¡Gracias por tu comentario!
Me quedo con tu primera frase 🙃
Otras historias participantes en este reto
  • «Si el dios de las palabras se entera de que lo he contado me baja de la montaña más rápido de lo que he subido» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «La dama del Karakórum» , de Llei Ti Leer »

  • «El bandolero embrujado» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «Figuras» , de Jose R.G. Leer »

  • «Blanco y rojo» , de Virginia Vic Miron Leer »

  • «La lección de la señora Búho» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Y tú, ¿en qué crees?» , de Xavi Pons Leer »

  • «Alto y pálido» , de Mikel M Leer »

  • «Kodama» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «SUBIR A LA MONTAÑA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «El Pico de los Deseos» , de Sarai Hernández Leer »

  • «La mirada de la bestia» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «OLIMPO ASEDIADO» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «CUMBRE VIEJA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Echeide y el "Hombre-Pájaro"» , de Javier Fonseca Fisterre Leer »

  • «Las montañas tienen fauces... y a veces dientes» , de Luis Mariano Estela Aldana Leer »

  • «El corazón del guerrero» , de Israel Gago Caballero Leer »

  • «Escuchar o ir» , de Tomás Muñoz Leer »

  • «Effie» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Día de excursión» , de Roberto Bastida Mora Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!