Jacobo en letras

«Sobredosis de realidad.»

220 palabras
Alrededor de un minuto
62 lecturas

Tras sacudirme varias migas de pan de la boca por devorar una tostada a medias, me guardé en el bolsillo de la chaqueta un cuchillo redondo, el de untar mantequilla, ahora seco y envuelto en una servilleta de tela. 


Al llegar a la sala de reuniones, comprobé cómo entre tanto ruido de fuera, entre tanto chismorreo metálico de dentro, y entre el devenir de periodistas y políticos por todas partes, nadie en el equipo intercambiaba palabra alguna. Me permití suspirar un poco, mostrando mi comprensión sobre el desboque sentimental que corría en tromba por cada uno de nosotros. Entonces saqué el cuchillito de mi bolsillo, desdoblé la servilleta, y comencé a cortar porciones de ondas, aburridas repeticiones del mismo suceso, que brotaban de cada televisor, de cada cara angustiada, y de cada maldición a medio proferir. Tras ofrecer el último pedazo (una porción considerable) a Tomson, el becario, quien más afectado parecía, raspé con cierta dureza la superficie vidriosa de uno de aquellos televisores, y con lo que obtuve, formé una delgada línea en la mesa para acto seguido esnifarla de corrido. 


Quedé muerto sobre la fría madera, a media línea de colocarme, con el resto de los que ocupaban la sala aún sin probar bocado, mirando cómo había bastado con solo media raya para provocarme una sobredosis de realidad. 

🤝 Ponte en la piel de la persona al mando de la CIA durante el 11-S e imagina cómo sería la primera reunión tras el atentado.
Jacobo en letras
De letras corazón.
Miembro desde hace 1 año.
7 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
JF
Javier Fonseca Fisterre
12 sept, 11:01 h
Siguiendo una línea de narración tan directa que me recuerda a Bukowski. Un buen relato. 🙂👍🏼
Eugenio A. García de Paredes Pérez
13 sept, 15:03 h
Qué magnifica idea y qué bien desarrollada!
Bárbara (@BbEmergentes)
13 sept, 16:16 h
Tremendo relato, Jacobo! Ese final en primera persona es buenísimo. Duele de leerlo
Ivan Del Dedo Martin
13 sept, 23:18 h
Ufff. ¡Qué bueno!
Jacobo en letras
07 ene, 17:39 h
En el momento del atentado yo no existía, por lo que me parecía presuntuoso asumir cómo, en cualquiera de los supuestos, nadie podía haberse sentido. De esa forma, llegué a lo conclusión de que, si quería participar con algún relato, debía expresar algo indigerible, no concluyente, cuyo impacto resultara tan rotundo que no pudiera comprenderse.

Veinte años después, no doy cabida a lo que llegó a ocurrir, a las vidas que se perdieron, y a lo que supone y supuso.
Para mí, que sólo he oído y visto retazos y ecos de lo que fue, golpea tan fuerte como una sobredosis de realidad.
Otras historias participantes en este reto
  • «No es un día cualquiera.» , de Miquel Quetglas (Maiky Forrester) Leer »

  • «EL CAMINO DE BALDOSAS AMARILLAS» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «"QUE VEINTE AÑOS NO ES NADA"» , de MONTSE SEDEÑO Leer »

  • «Poeta en Nueva York» , de Vanesa Romero Códez Leer »

  • «Resiliencia» , de Raquel Alguacil Leer »

  • «Regreso a casa» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «El peso de la culpa» , de Nero F. C. Leer »

  • «HOY SERÁS TÚ QUIÉN ME VEA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «No queda tiempo» , de María Caballero Leer »

  • «La última mirada sostenida.» , de Vilniusoblomov Leer »

  • «Una mano amiga» , de Virginia Vic Miron Leer »

  • «Labios en la muerte» , de Saserfer Leer »

  • «Adam y Múriel» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «Después de la muerte…» , de Chabeis Leer »

  • «11S» , de Jlespanas Leer »

  • «Martes en Nueva York» , de Bel(a)_Goez Leer »

  • «LOS GEMELOS» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «En la planta 107» , de Edna A. Balletbò Leer »

  • «Floto» , de Eugenio A. García de Paredes Pérez Leer »

  • «QUERIDO NIETO» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!