Mila Clemente

«Un orgasmo campestre»

277 palabras
2 minutos
54 lecturas
Reto creativo «Orgasmatrón»
😵 Cuenta en primera persona el orgasmo más loco de la historia que ha vivido tu protagonista.
Llevaba días dándole vueltas a la cabeza. Nuestra relación acababa de comenzar y todavía no había sido capaz de llegar al orgasmo. ¿Cuál sería el problema? Quizás no ponía todo el interés de mi parte o simplemente me había equivocado y él no era la persona con la que tenía que compartir mi vida sexual. No, eso no podía ser. Estaba decidida a luchar hasta conseguirlo. 

Aquel día necesitaba meditar y pensé que un buen paseo a caballo me vendría bien, y tengo que decir que me vino pero que muy bien, descubrí algo fantástico que sin haberlo planeado pude encontrar la solución para mi problema orgásmico. 

Me subí a un precioso caballo pinto con su pelaje blanco y marrón. Le acaricié su crin mientras le susurraba que fuera un buen corcel. Después, al introducirme entre los árboles, la pendiente del camino se fue agudizando cada vez más, haciendo que con el roce de mi pubis en el asiento, sintiera un placer del que no esperaba recibir. Según iba trotando por aquel sendero, mi cuerpo se iba sintiendo cada vez mejor, un cosquilleo me fue advirtiendo de lo que podría pasar si seguía con el trote, aunque no me importó, pues estaba siendo inmensamente agradable. Mi cuerpo sudaba y se dejaba llevar por esa maravillosa fricción con la que mi corazón estaba a punto de estallar. De pronto, un enorme gemido sonó en aquel frondoso bosque, donde los pájaros salieron despavoridos al oír el resultado de mi orgasmo campestre. Con la emoción, mis piernas presionaron los estribos, con lo que el clímax fue aún más allá.

Desde ese día, no hay orgasmo clitoriano que se me resista.
Mila Clemente
Nací en Barcelona en 1974. Mi infancia en Santa Coloma de Gramanet fue en tiempos de la EGB…
Miembro desde hace 1 año.
90 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Pepa Hernández
17 ago, 08:18 h
Nunca se sabe donde te lo puedes encontrar. Ja, ja, ja.
Mila Clemente
17 ago, 18:11 h
Cualquier sitio es bueno jajaja
elinsurgentecalleja
17 ago, 17:45 h
Bendito caballo!!!
Magnifica narración, descriptiva y elocuente.
Me ha encantado, enhorabuena compañera!
Saludos Insurgentes
Mila Clemente
17 ago, 18:16 h
jajaja... Muchas gracias compañero. Me alegro que te haya gustado.

Saludos.
Antonio Gil Torres
18 ago, 04:14 h
¡De lo más original!
Enhorabuena Mila, muy buen relato.
Y enhorabuena a la protagonista por su placentera causalidad :))
Saludos
Mila Clemente
18 ago, 09:51 h
Muchas gracias Antonio. La protagonista todavía estará galopando de alegría jajaja
Otras historias participantes en este reto
  • «Que las noches, sean boleros.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Así. Ahí. A mí.» , de Mikel M Leer »

  • «Placer nace con amor» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «El extraño» , de Anne Milet Leer »

  • «El forastero» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Música en la siesta» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Casi» , de M.D. Cisneros Leer »

  • «Una gélida siesta.» , de Pepa Hernández Leer »

  • «Desempolvar» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «El lechero» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Unas vacaciones diferentes» , de Elvira.lopu Leer »

  • «Ver a Dios» , de Víctor Lázaro Cebolla Leer »

  • «Lolita y sus amigos» , de Mila Clemente Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!