Víctor Lázaro Cebolla

«Ver a Dios»

268 palabras
2 minutos
20 lecturas
Reto creativo «Orgasmatrón»
🤤 Tras muchos años sin conseguirlo, tu protagonista por fin recupera el placer de un orgasmo. Cuenta su historia.
Adelina salió de su convento aquella mañana con el tiempo justo. La puntualidad que regía su vida sufrió una pequeña zozobra debido a un mal avenido y extraño rubor mañanero.

Tuvo que coger un taxi que le llevara a la estación. El habitáculo, que se movía a gran velocidad por la ciudad, le pareció un lugar desconocido pero cálido a la vez. Sin duda, debido al tránsito de gente con diferentes hábitos de higiene, la parroquia. El verano, y la brisa matutina que entraba por las ventanillas hacía que hubiera un ambiente agradable.

Una vez fue a pagar al taxista, éste rozó su mano al darle las monedas del cambio. Adelina sintió algo parecido a un escalofrío que le recorrió todo el cuerpo. Un hombre, un hombre más joven que ella, le había rozado la mano.

El viaje en tren fue cómodo, disfrutó mucho viendo el paisaje. Viendo cómo había cambiado el país que apenas conocía ahora y ligeramente recordaba hasta su adolescencia.

En la zona de llegadas le estaría esperando el monitor de los ejercicios espirituales. Se saludaron, tomaron otro taxi que olía a tabaco y a cerrado y al fin llegaron a su destino.

Había preparada una cena de bienvenida para los huéspedes en la casa de retiro. Tras la cena, cada comensal se retiró por turnos a su alojamiento. Una vez en la celda, Adelina creyó dormir, pero fue poseída por un súcubo maligno que le tuvo dando saltos por la cama un buen rato.

A la mañana siguiente, Adelina estaba segura de haber conocido a Dios, o al menos, a un siervo de Dios.
Víctor Lázaro Cebolla
Taxista de zaragoza, mi inspiración son las historias inverosímiles que me cuentan mis clientes…
Miembro desde hace 1 año.
35 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Daniel González Irala
16 ago, 13:17 h
Muy bueno y divertido ;)
Víctor Lázaro Cebolla
16 ago, 13:27 h
Gracias, me alegro de que así te lo parezca.
Pepa Hernández
17 ago, 08:35 h
Divertida historia y tal vez real.
Víctor Lázaro Cebolla
20 ago, 04:11 h
Mucho más real de lo que cupiera esperar
elinsurgentecalleja
17 ago, 23:10 h
Relato bien narrado y muy descriptivo, con constantes giros, con un final brutal.
Enhorabuena Víctor!
Saludos Insurgentes
Víctor Lázaro Cebolla
20 ago, 04:12 h
Muchas gracias, insurgente!
Otras historias participantes en este reto
  • «Que las noches, sean boleros.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Así. Ahí. A mí.» , de Mikel M Leer »

  • «Placer nace con amor» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «El extraño» , de Anne Milet Leer »

  • «El forastero» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Música en la siesta» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Casi» , de M.D. Cisneros Leer »

  • «Una gélida siesta.» , de Pepa Hernández Leer »

  • «Desempolvar» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «Un orgasmo campestre» , de Mila Clemente Leer »

  • «El lechero» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Unas vacaciones diferentes» , de Elvira.lopu Leer »

  • «Prosa, cerveza y orgasmos» , de Antonio Gil Torres Leer »

  • «Lolita y sus amigos» , de Mila Clemente Leer »

  • «M» , de Daniel González Irala Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!