Jaime Cenalmor

«Justicia»

300 palabras
2 minutos
38 lecturas
⚖️ Ni siquiera el juez creyó tu testimonio como víctima de un abuso, pero hoy se ha hecho justicia... ¿Cómo ha sido? ¿Qué ha ocurrido?

Fue cuando me hizo perder mi bebé de una paliza, pateándome la barriga en medio de la calle, con los vecinos mirando. Fue allí, tirada en el barro, llena de miedo, dolor y vergüenza cuando decidí que nunca más. La vergüenza, esa misma que me obligaba a callar, se marchaba con mi sangre y con la de mi hijo nonato. La culpa, ese sentimiento de merecer cada grito, cada golpe, de un hombre que a todas luces yo, una pobre huérfana, no merecía, se transformaba en la certeza de que tenía que alejarme de él o moriría.

Pero no escapé, no podía, era inconcebible que abandonara a mis hijos con él, así que confíe en la justicia del Rey.  

"De aquí en adelante trate bien y amorosamente" le dijo el juez en la sentencia refiriéndose a mí. No lo cumplió. Más bien al revés, humillado públicamente las palizas se volvieron más discretas pero también más crueles. Era el año de 1620.

No me rendí, no podía, no lo concebía. Como la justicia terrenal me había fallado, recurrí a la Divina.

"De aquí en adelante trate a la dicha su mujer con mucho amor y no le haga semejantes malos tratamientos" conmino el canónigo a mi marido. No tengo que decirles que no me trato con amor al volver a casa. Era el año de 1622.

Han pasado dos años más y no me he rendido, me presento ante ustedes con sed de justicia de quien jamás mereció tal trato y con la esperanza de que escucharán y atenderán mis justas reclamaciones.

En 1624, Don Álvaro de Ayala, jurista excepcional y Rector de la Universidad de Alcalá, dictó en sentencia pionera e inédita, orden de separación y de alejamiento de la valiente Doña Francisca de Pedraza de su marido Jerónimo Jaras.

Jaime Cenalmor
Lector empedernido, tendero y librero. Viajero del tiempo metiéndome en líos, escritor…
Miembro desde hace 4 años.
24 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Ma
Marranzmoreno
29 nov, 11:45 h
Muy buena historia y como buena alcalaína, orgullosa de tener mujeres y hombres tan adelantad@s a su tiempo.
Jaime Cenalmor
29 nov, 13:18 h
Muchas gracias y si, es un verdadero orgullo contar con personas así en nuestra historia
elinsurgentecalleja
30 nov, 01:16 h
Magnífico juez adelantado a su tiempo e incluso desgraciadamente a parte de la justicia actual.
Magnífica narración Jaime!
Saludos Insurgentes
Jaime Cenalmor
30 nov, 09:49 h
Gracias compañero y totalmente de acuerdo, Don Alvaro estaba más avanzado que muchos jueces y personas actualmente. Una pena ver como estamos 400 años después
elinsurgentecalleja
30 nov, 10:10 h
Tal cuál!
🥲🥲
Saludos Insurgentes
OR
Ortega.lozano.ramon
30 nov, 14:48 h
Buenísimo, como siempre, Jaime.
Jaime Cenalmor
30 nov, 19:34 h
Muchas Gracias maestro!
Fz
Fzaracue
30 nov, 21:22 h
Muy buena historia y muy bien escrita, Jaime.
Jaime Cenalmor
30 nov, 23:32 h
Muchísimas gracias
Sther Castilla Morcillo
03 dic, 00:40 h
Imagino que son nombres reales. La escena, por desgracia pasen los años que pasen, no cambia, y son cada día más reales y crueles.
Un saludo
Jaime Cenalmor
03 dic, 09:24 h
Así es, es un pequeño homenaje a Francisca de Pedraza que hace 400 años no cejo en pedir justicia y llegó finalmente a poder llevar su caso ante la Universidad de Alcalá de Henares (Que en la época contaba con su propia justicia independiente de la civil y religiosa) y que falló a su favor en una sentencia pionera y a muy avanzada para su época en el que el rector Don Álvaro de Ayala (primer jurista de España en tener la doble diplomatura en derecho civil y canónico) permitió la separación de Francisca de su marido, otorgó una orden de alejamiento para él y la familia de él y le hizo además devolver la dote y pago de las debidas indemnizaciones. Pero como bien dices, pese a mujeres valiente como Francisca y hombres avanzados como Don Álvaro, no hemos evolucionado demasiado como sociedad.
Desirée
04 dic, 22:55 h
¡Bravo por Don Álvaro y por la valiente Doña Francisca!
Jaime Cenalmor
05 dic, 11:52 h
Un orgullo tener estos ilustres vecinos 😊
Mikel M
05 dic, 03:40 h
Muy bueno, Jaime.
¡Enhorabuena!
Jaime Cenalmor
05 dic, 11:53 h
Muchas gracias Mikel!
Cc
Ccenalmorgalan
05 dic, 13:40 h
Un
Otras historias participantes en este reto
  • «Ármate de palabras» , de Puri Escuredo Leer »

  • «La chica de labios rojos» , de Marcelacormar Leer »

  • «Florecerán proteas» , de Leyre Jaime Pérez Leer »

  • «El primer golpe» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Lentejas con sacramentos» , de Mikel M Leer »

  • «Fuera de la ley» , de Susana Deulofeu Leer »

  • «Ni una más» , de Elvira.lopu Leer »

  • «El maltratador infectado» , de Mila Clemente Leer »

  • «Por fin... he vencido» , de nosololeer Leer »

  • «El último golpe» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Mi justicia» , de Víctor Salinas Pérez Leer »

  • «MALTRATO SIN GOLPES» , de Sther Castilla Morcillo Leer »

  • «Que Dios te guarde y ojalá se le olvide dónde.» , de Rodelvalu84 Leer »

  • «He vuelto a sonreír.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «UN ANTES Y UN DESPUÉS» , de Mencía Ribera Leer »

  • «No soy la criminal aunque mi cerebro me lo diga» , de Marina Nieto Martí Leer »

  • «De otra manera» , de Daniel González Irala Leer »

  • «Por la libertad» , de Francisco Anacoreta Laico Leer »

  • «Nunca estarás sola» , de Desirée Leer »

  • «NEGADA A PRONUNCIAR SU NOMBRE» , de Karmen Rubio Miguel Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!