🦴 Imagina la historia de una homo sapiens que enseña a un neanderthal a encender un fuego.

«A su imagen y semejanza»

Paco Leal
287 palabras
2 minutos
65 lecturas

Royam había sido enviada por su tribu a explorar las llanuras. Ella estaba orgullosa de ello, solo tenía once años, aún no le permitían ni cortarse el pelo, aunque ya solo le quedaba un año para ello, aun así la habían elegido exploradora.

Como exploradora se le habían concedido llevar una piedra de pedernal, la cual su tribu usaba para hacer fuego.

Era ya tarde y empezaba a hacer frío, así que Royam decidió acampar, y lo primero que hizo fue apilar un poco de hierba seca y varios palos con los que se dispuso a hacer su fuego.

Royam no había visto que unos ojos la observaban desde detrás de unas rocas, y cuando la chica entrechocó sus piedras produciendo la chispa necesaria, aquel ser salió de detrás del árbol para observar más de cerca.

Era un «sin pelo», así llamaban a los otros, los que también andaban como ellos, pero eran de la otra especie.

El ser se acercó tímidamente. Royam sabía que el fuego lo asustaba.

—Fá —dijo Royam señalando al fuego. Era la palabra que ellos usaban para designarlo.

El otro ser asintió y Royam se sintió en la necesidad de explicarle como funcionaba aquello. Después de un rato de explicaciones consiguió que lo entendiera y le regaló un trozo de la piedra.

Royam se echó a dormir satisfecha viendo como su amigo se marchaba, es posible que tuviera problemas en su tribu por regalarle la piedra, pero ella esa noche durmió mejor que nunca.

El ser se alejó con el trozo de piedra que la chica le había regalado y subió a su nave donde su piloto lo esperaba.

—Podemos irnos —dijo— en este planeta no nos necesitan.

—Tú mandas Prometeo —contestó el piloto y los dos abandonaron aquel primitivo, pero prometedor planeta.

Publicado por
Paco Leal
Miembro desde hace 3 meses.
3 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Jose Manuel Peque
29 ago, 12:38 h
Magnífico. Sorprendente. Felicidades.
Pedro López Aurrecoechea
29 ago, 18:55 h
Pedazo de giro al final. Me encanta. Ojalá ganes tú y eso que yo he escrito sobre lo mismo.
Lucia F.S.
29 ago, 21:08 h
Me encantó
Sther Castilla Morcillo
30 ago, 11:42 h
Me ha encantado el inesperado final.
Patricia Zamorano Granados
30 ago, 14:39 h
La necesidad de compartir con los demás. Qué bonito relato!
Pepi.hern
31 ago, 09:21 h
Sencillos con buen final
Otros relatos participantes en este reto
  • «Y, de repente... nada» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Escenario 101» , de Mikel M Leer »

  • «LA NIÑA DE LA AZOTEA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «¡Vive!» , de Mikel M Leer »

  • «ENYA, PEQUEÑO FUEGO» , de Raquel_RC Leer »

  • «La decisión» , de Ivan Del Dedo Martin Leer »

  • «Pioneros del fuego» , de Antonio Jimenez Leer »

  • «Light my fire» , de Marina Fantini Leer »

  • «El ritual» , de nosololeer Leer »

  • «Nuestro aliento» , de Talia F.A. Leer »

  • «Puer ignis» , de Maiky Forrester Leer »

  • «Tormenta de arena» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «Héroe sin capa.» , de Bel(a)_Goez Leer »

  • «Candela» , de Vanesa Romero Códez Leer »

  • «Mala suerte.» , de Fabio Galiana Martínez Leer »

  • «La purificación de Andrin» , de Christian Jones Martínez Leer »

  • «Demasiado tarde» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Ceniza» , de Leyre Jaime Pérez Leer »

  • «El dominio de los dioses» , de Saserfer Leer »

  • «Gaia y la llama sagrada» , de Llei Ti Leer »