🦴 Imagina la historia de una homo sapiens que enseña a un neanderthal a encender un fuego.

«Pioneros del fuego»

Antonio Jimenez
278 palabras
2 minutos
58 lecturas

Querida madre.

Tras cuatro soles fuera, Grog ha vuelto hoy. Le esperaba con algo de caza y bayas, pues las provisiones empiezan a escasear y el frío se acerca.

Le oí llamarme a gritos, pensé que vendría con deseos, ya sabes, pero no. Se paró a la entrada, traía unas ramas secas en la mano y esa sonrisa de bobo de la que me enamoré. Miró a los lados y se dirigió a la pared donde paso las tardes de pintura.

Mientras dejaba los palos en el suelo me decía.

«Mira Darla, mira. Mi primo Orbeg me ha enseñado esto. Es genial».

Empezó a frotar uno de los palos contra otro de un modo extraño y rápido. Bastante rato después, empezó a salir una especie de niebla, como las que se forman en las mañanas de invierno y luego de repente algo anaranjado empezó a envolver las ramas.

Me miró sonriente, con los ojos brillando. Arropadas con esa luz naranja, desprendían ahora las ramas calor, como el sol en verano.

«Podemos asar la carne, y calentarnos en invierno»

Me mostró eso de asar la carne con un trozo que nos quedaba de su última captura: la carne estaba seca, caliente y no se apreciaba la sangre. Los niños ni siquiera quisieron probarlo, yo lo hice por el amor que le tengo, pero la verdad es que no sabía nada bien.

Dice que su primo le ha explicado que de ese modo, nos hará menos daño, viviremos más y mejor y los niños estarán más fuertes y sanos. Quiero creerle, pero me temo que es otra de sus ensoñaciones.

Cómo recuerdo tus palabras mamá: «No te enamores de un Sapiens, esos no van a durar. Piensan mucho, luchan poco».

Publicado por
Antonio Jimenez
Escritor de Retos.
Miembro desde hace 7 meses.
14 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
María Caballero
31 ago, 15:43 h
Un relato lleno de ternura. Me ha gustado mucho.
Vanessa Domínguez
02 sep, 05:57 h
Al final esas situaciones seguro pasaban realmente, tuvo que existir relación entre ambos eslabones
Otros relatos participantes en este reto
  • «Y, de repente... nada» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Escenario 101» , de Mikel M Leer »

  • «LA NIÑA DE LA AZOTEA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «A su imagen y semejanza» , de Paco Leal Leer »

  • «¡Vive!» , de Mikel M Leer »

  • «ENYA, PEQUEÑO FUEGO» , de Raquel_RC Leer »

  • «La decisión» , de Ivan Del Dedo Martin Leer »

  • «Light my fire» , de Marina Fantini Leer »

  • «El ritual» , de nosololeer Leer »

  • «Nuestro aliento» , de Talia F.A. Leer »

  • «Puer ignis» , de Maiky Forrester Leer »

  • «Tormenta de arena» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «Héroe sin capa.» , de Bel(a)_Goez Leer »

  • «Candela» , de Vanesa Romero Códez Leer »

  • «Mala suerte.» , de Fabio Galiana Martínez Leer »

  • «La purificación de Andrin» , de Christian Jones Martínez Leer »

  • «Demasiado tarde» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Ceniza» , de Leyre Jaime Pérez Leer »

  • «El dominio de los dioses» , de Saserfer Leer »

  • «Gaia y la llama sagrada» , de Llei Ti Leer »