Reto de escritura #25. Guerreros, fantasmas y armas de dos mil años
🏡 Cuenta los pensamientos de un fantasma que encuentra los restos de su casa expuestos en el museo. Tiene ante sí el lugar donde vivió, amó, cuidó de tu familia... dos mil años después, atrapado en un eterno retorno.

«Desde mi pozo»

Silvia Canto
278 palabras
2 minutos
63 lecturas
No sé qué hacéis aquí. No entiendo nada. Día tras día, veo cómo recorréis la que era mi casa, admirando obras que ni siquiera pertenecen a mi época y que tratan de mostrar escenas de mi vida, una vida que ni siquiera he vivido de la forma en que se muestra... Veo también cómo os asombráis junto al que fue mi pozo, pozo al que cayó mi hijo de pequeño, y tratáis de ver su fondo a través de un cristal que no permite la visión, buscando algo que dejó de existir hace demasiado tiempo, como las tierras y el campo que yo trabajaba aquí mismo para mi patrón, mucho antes de que la ciudad en la que viví y trabajé, pudiese considerarse ciudad, y de que desparecieran el trigo, los árboles y animales que yo cuidaba y alimentaba, aquí mismo. Os asombráis, como digo, al repetir una y otra vez junto a mi pozo, la historia de un momento concreto de mi vida, convirtiéndolo en trascendente, adornando un momento tan delicado de un millón de formas diferentes, haciéndolo hasta bonito. Pero lo que compartís no es mi vida, porque yo no la viví así. Camino por la que era mi casa y no la reconozco. No es mi lugar, no es el hogar que María y yo construimos y donde fuimos felices. Puede que mi casa se considere el hogar de un Santo, pero, en cualquier caso, no es el mío. Hace mucho que dejó de serlo.  Le falta el campo, la tierra, la comodidad de una vida sencilla... y le sobran vidrieras, objetos que me son completamente ajenos, o la velocidad de una época demasiado frenética. 
Publicado por
Silvia Canto
Miembro desde hace 7 meses.
5 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Bárbara (@BbEmergentes)
03 ago, 10:28 h
Qué bonito y qué triste, Silvia!
Silvia Canto
03 ago, 12:31 h
Me alegra mucho que te guste. Muchas gracias por tu comentario.
Bárbara (@BbEmergentes)
03 ago, 17:27 h
Un placer enorme!! :D
Guillermo Escribano
05 ago, 16:34 h
¡Qué bueno, Silvia, y triste a la vez! Me ha gustado mucho, enhorabuena y GRACIAS por compartir. Sigue así ✍️
Silvia Canto
06 ago, 09:41 h
Muchas gracias por tu amabilidad y tus bonitas palabras Guillermo. Un abrazo.
Otros relatos participantes en este reto
  • «Eternos vecinos» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Las voces que viven en ti» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «LA FALCATA» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «No hagas lo que yo» , de Eugenio A. García de Paredes Pérez Leer »

  • «Carajo» , de Guillermo Escribano Leer »

  • «La muñeca de Edith» , de Virginia Vic Miron Leer »

  • «Ilvet.» , de Martina Méndez Leer »

  • «Disculpe, señorita...» , de Álex Pérez Leer »

  • «Vitrinas» , de Antonio Jimenez Leer »

  • «SOY CLAUDIO, EL EMPERADOR» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «Final escrito» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Azahar» , de Elimar del Valle Leer »

  • «¡A ver, Rodríguez!» , de Guillermo Escribano Leer »

  • «Mirada submarina» , de Vilma De la Rosa Leer »

  • «LA BATALLA DE ILERDA» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «Hitoichi Ka» , de Bunja Leer »

  • «Hogar, dulce hogar» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «LA VERDADERA HISTORIA DE TIZONA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Pasillo V» , de Bárbara (@BbEmergentes) Leer »

  • «Observo el futuro, recuerdo mi pasado» , de Juan Antonio Muñoz Leer »