Reto de escritura #51. Día de la música
😵‍💫 Tu protagonista sale a la calle a tirar la basura y le confunden con un conocidísimo (o conocidísima) artista musical. La experiencia puede salir bien o salir fatal. Cuenta la historia de esta confusión.

«MUJER vis MUJER»

Mencía Ribera
285 palabras
2 minutos
41 lecturas




- Ya vamos, Coco! ¿Qué impaciente estás?- se escuchaba en el portal número 23.


A las siete de la tarde . Puntual como siempre, sale a pasear con el perro. Aprovecha para tirar la basura. De color blanco reluciente y como recién salido de la peluquería, todos los días, el West highland white terrier de Olvido, pasea orgulloso con su compañera por la calle Buenaventura.

Les veo desde la oficina cada día, hace ya, seis meses. Fue una mañana de verano, vestida de calle, cuando la vi por primera vez. Me costó reconocerla, de hecho pensé que era otra persona. Salía con vaqueros, camiseta negra y unas zapatillas rojas con flores estampadas, que destacaban en un conjunto casual que vería muy a menudo y que poco tenía que ver con la imagen del escenario: Vestidos ajustados al máximo, uñas largas pintadas de negro, pelo liso, labios Coco Chanel Rouge 490 Lover, sombra negra en los ojos y unas cejas finas, casi invisibles. Allí era Alaska, en la calle, Olvido. Dos personas dentro de un mismo cuerpo, convivían con una creatividad y estilo dispares, difíciles de reconocer a simple vista.

Los periodistas comenzaron a rodearla. Su nuevo compañero sentimental era el responsable, ¿O tal vez no? pero desde aquel beso en el programa de televisión, su popularidad se hizo viral y no dejaron de perseguirla.

Hoy en la calle, interpreta su mejor papel, “ No se nada de lo que me habla”, “No conozco a ninguna Alaska” ,“La persona con la que quieren hablar no soy yo”. Así, con elegancia, educación y estilo se despedía de los periodistas.

A partir de entonces, me pediría, a mí, un simple portero, que la ayudase a salir por la puerta de atrás, ¡Yo... encantado!



Publicado por
Mencía Ribera
Escribir, leer o la fotografía es lo que me gusta . A mano, en libretas, o en el mundo virtual de…
Miembro desde hace 5 meses.
13 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
elinsurgentecalleja
02 dic, 00:18 h
Los porteros de las fincas siempre han sido de gran ayuda para diversos menesteres, en este caso a la protagonista también la vino bien.

Me ha encantado Mencía, enhorabuena.

Saludos Insurgentes
Mencía Ribera
02 dic, 00:26 h
😀😀 Gracias!
Saludos!
Carolina Jiménez Conejero
02 dic, 14:10 h
Muy bueno, Mencía
Mencía Ribera
02 dic, 14:12 h
Gracias por tu comentario
Otros relatos participantes en este reto
  • «Blanco y negro» , de Mikel M Leer »

  • «La magia de tu voz» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Instrumentos autómatas.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «BILLY Y GREGORY» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Cuando el talento no es suficiente» , de Elvira.lopu Leer »

  • «Una espectadora especial» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Mereció la pena» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «De dragones y otras bestias» , de Lucia F.S. Leer »

  • «AMOR, MÁS ALLÁ DE LA MÚSICA.» , de MONTSE SEDEÑO Leer »

  • «Rapsodia» , de Dani G. García Leer »

  • «Dormido en los laureles» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Historias a ras de suelo» , de Jose R.G. Leer »

  • «Vuelve a mí» , de Omicron Delta Series Leer »

  • «¿Es en serio Universo?» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «Requiesce in pace» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «Parecido amargo» , de Jose R.G. Leer »

  • «¡Hasta la batuta!» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «Mensajes que vienen del alma» , de Jose R.G. Leer »

  • «No te quedes con la impresión» , de Jose R.G. Leer »

  • «El ser de la música» , de Thoth Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!