Patricia Zamorano Granados

«Sociedad que adormece»

297 palabras
2 minutos
28 lecturas
📖 Imagina que en un futuro distópico los libros dejan de imprimirse. Narra en primera persona la historia de la última persona en publicar en papel.
Cuatro de la madrugada del 22 de abril de 2066. Compruebo que las calles duermen en absoluto silencio y que la oscuridad será, un año más, mi único cómplice. Los ciudadanos hace horas que descansan respetando el toque de queda. Puertas cerradas bajo llave, medios tecnológicos apagados e información fuera del alcance de cualquiera.

Hace tiempo, demasiado, que la cultura y la educación giraron en torno a una única dirección donde no cabía el interés por saber más de lo permitido. Librerías y bibliotecas fueron quemadas junto a todos los libros encontrados a lo largo del planeta, las imprentas obligadas a cerrar, todas excepto las gubernamentales.

Oficios milenarios destrozados de un plumazo, escritores amordazados y una sociedad que adormece.

Soy nieta de impresor e hija de novelista. Mi abuelo y mi padre se las ingeniaron para ocultar la maquinaria de la imprenta y el ordenador con el que seguir creando historias. Ocultos a las miradas de opresores y secuaces, continuaron desarrollando sus profesiones y cada noche anterior al Día del Libro, ahora prohibido, llevaban ejemplares a las casas de quienes se oponían a dejarse caer en el olvido cultural y la somnolencia crítica.

Ambos aparecieron muertos cuando yo tan solo tenía 16 años pero ellos, inteligentes y precavidos, habían despertado en mí la pasión por las letras y se encargaron de enseñarme el funcionamiento de la vieja máquina de la imprenta. Ahora soy yo quien por las noches, mientras el mundo duerme, escribe e imprime poemarios y novelas, junto a los grandes clásicos para seguir repartiendo cultura entre los que que creen que en futuro, más cercano que lejano, conseguiremos traer de vuelta los libros y con ellos la información, la opinión, el despertar de la memoria y el ansia de recuperar una sociedad culta y democrática.
Patricia Zamorano Granados
Soy Periodista por vocación, escritora en proyecto y bloguera cocinera (www.lachefa.es)…
Miembro desde hace 1 año.
92 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Mila Clemente
04 oct, 00:48 h
Bonita historia. El Papa Noel de los libros...
Patricia Zamorano Granados
17 oct, 12:12 h
Gracias Mila!
elinsurgentecalleja
07 oct, 02:02 h
Un relato magnífico, reivindicativo y con trasfondo.
Muy descriptivo y bien narrado.
El final es muy halagüeño y prometedor.
Enhorabuena Patricia!
Saludos Insurgentes
Patricia Zamorano Granados
17 oct, 12:12 h
Muchas gracias compi, un abrazo!
Pedro Gálvez Rando
09 oct, 14:52 h
Me ha gustado el relato, sobre todo la personalidad de la protagonista. Enhorabuena!
Patricia Zamorano Granados
17 oct, 12:12 h
Muchas gracias Pedro!
Mikel M
11 oct, 05:00 h
¡Enhorabuena, Patricia! ¡Qué labor tan importante!
Patricia Zamorano Granados
17 oct, 12:12 h
Muchas gracias Mikel!
Otras historias participantes en este reto
  • «El recuerdo príncipe» , de Alka Leer »

  • «Ladrón de mentes» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «La nueva era» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «LA ÚLTIMA PÁGINA» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «La palabra es nuestra mejor arma» , de Mario Pavón Leer »

  • «Un papel es mucho más que una simple impresión» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «Mil hojas» , de nosololeer Leer »

  • «Al fondo del pasillo...» , de Lola Ugarte Medina Leer »

  • «VALOR SENTIMENTAL» , de Daniel González Irala Leer »

  • «Ferenc y los viajes interdimensionales» , de Juan Churru Leer »

  • «El libro de Vosuel» , de Noelia de la Flor Ruiz Leer »

  • «Un mundo sin libros.» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «El último libro» , de Chuso Garcia Leer »

  • «Mis expediciones» , de Mila Clemente Leer »

  • «El último libro en papel» , de Mila Clemente Leer »

  • «Liber» , de Genserico Leer »

  • «El sueño de Jacobo» , de Francisco Anacoreta Laico Leer »

  • «Impresión» , de Francisco Anacoreta Laico Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!