Beggar Mayo

«Un borrador para el borrador o los delirios de Homero.»

808 palabras
6 minutos
32 lecturas
Narración de suspense: Un resplandor intermitente en una ventana solitaria, un edificio que sólo cobra vida cuando el reloj marca las doce. ¿Qué secretos esconde este lugar en las horas en que el mundo duerme?
1067e3d8d9dd15bf4af61245072dc291e9296da0.jpg"Delirios homéricos #1". NTF por Alfred Steppenwolf.
Archivo de José Antonio de la Vega Torres.

 

Queridos lectores… —comenzó a escribir Orestes Crisomallón, en medio de las sombras nocturnas, en su bloc de notas, haciendo una pausa para, de vez en cuando, descansar sobre sus labios el lápiz, pues gustaba del lápiz para escribir, para pensar.

Hoy les contaré la historia de Homero Núñez, un escritor sexagenario que ha perdido su musa creativa —siguió, pero tachando de inmediato lo escrito, no borrando como sería el procedimiento normal para enmendar las ideas erróneas, tal vez no tan reprobables pues retomó la línea.

En las páginas de su vida, una sombra se ha cernido sobre su pluma, sumiéndolo en un bloqueo artístico que lo ha dejado en la penumbra literaria.

Pero la vida, mis queridos lectores, es un viaje lleno de sorpresas y revelaciones. Una noche, en los reinos oníricos, Homero fue transportado a un lugar más allá de su imaginación. En su sueño, se encontró de pie ante una ventana en un camarote solitario, en la base de la Estación Sedna, un rojizo planetoide en los confines del sistema solar y donde, a falta de Luna, el lejano Sol semejaba tal.

A través de esa ventana, Homero vislumbró un resplandor intermitente que emanaba de un edificio en las cercanías. Un resplandor que solo cobraba vida cuando el reloj marcaba las doce, la hora del misterio y lo oculto. Era como si ese edificio, como si ese lugar, guardara secretos profundos y oscuros que solo se desvelaban en las sombras de la noche.

Intrigado por este enigma, Homero decidió adentrarse en el corazón de la Estación Sedna. Sus pasos resonaban en los pasillos silenciosos, como sus propios latidos inseguros en busca de respuestas. Mientras avanzaba, el aire se volvía denso, impregnado de un aura de intriga y suspenso.

Finalmente, llegó ante la imponente fachada del edificio que había avistado desde su camarote. Sus puertas de hierro parecían guardar los secretos más profundos del universo. Con un escalofrío de anticipación, Homero giró el pesado pomo y se adentró en su interior.

Dentro, la oscuridad era espesa como el humo, y solo unos pocos rayos de luna se filtraban por las ventanas polvorientas. A medida que Homero avanzaba por los pasillos desiertos, sintió una presencia inquietante, como si los ecos del pasado se susurraran entre las sombras.

Y entonces, mis apreciados lectores, sucedió algo extraordinario. Homero se encontró frente a una puerta de roble, cubierta de símbolos misteriosos. Con un temblor de emoción, giró el pomo de esa puerta, abriéndola hacia lo desconocido.

En ese instante, la habitación se iluminó con una luz mágica. Ante los ojos asombrados de "El Cuentero", un universo de historias tomó forma en aquel lugar olvidado por el tiempo, en sus manos crecieron dedos extra. Pensó estar delirando. Las paredes estaban cubiertas de estantes llenos de libros, cada uno de ellos conteniendo el eco de aventuras pasadas y por vivir.

Homero Núñez "El Cuentero", como también era conocido; el escritor sediento de inspiración, se encontraba en la Biblioteca de los Sueños, un tesoro escondido en la Estación Sedna. Allí, en medio de aquellos libros encantados, la musa que había perdido en el mundo real se revelaba en su plenitud. Pero parecía inalcanzable. No obstante, el fulgor de sus ojos verdes iluminados por la tenue brillantez del Sol con carácter de Luna, parecía trazarle el camino para el encuentro.

Queridos lectores, en este lugar mágico, Homero Núñez se embarcará en un viaje trascendental, descubriendo los secretos que la noche esconde en los confines del sistema solar. Acompáñenme en esta apasionante travesía, donde la luz de la imaginación se alza sobre las sombras del bloqueo creativo.

¡Hasta el próximo capítulo, mis queridos lectores, donde la aventura alcanzará nuevas alturas! Con cariño… —escribió tachonando de nuevo lo último. Orestes era editor de Homero, no escritor. ¿Eso era una carta o una síntesis de contraportada? Pero Homero estaba desaparecido y él tenía que hacer algo para justificar, en el texto de la cuarta de forros del libro armado con el mamotreto de legajos inconexos hallado en el estudio de Homero, las razones que motivaron editar el juguete literario del Laberinto Bestial 1. Semillero de Indicios con que comenzaba la saga sugerida por el escritor tiempo atrás. ¿Dónde estaba Homero? ¿Qué le había pasado? ¿Por qué y cómo había desaparecido? Orestes miró la luna esperando hallar en su faz la respuesta a sus cuestionamientos.

Solo yo sé la verdad, la que voy contando en mi particular Calima, saga de sagas conteniendo historias de narradores acerca de narradores que cuentan lo que otrora, en algún remoto lugar, en alguna dimensión desconocida, algún universo paralelo,  alguien más relatara. Yo soy Beggar Mayo Slaegon. Y este es solo el preámbulo.

(Fragmento del primer libro de novela de mi saga Calima, en preparación. El autor de veras.)
Beggar Mayo
Escritor y comunicólogo mexicano.
Miembro desde hace 1 año.
6 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Lucia F.S.
01 ago, 18:11 h
Muchos éxitos en tu saga de sagas.
Beggar Mayo
03 ago, 09:18 h
Gracias. Eso quisiera desear para el volumen ahí mencionado, mi Laberinto Bestial hallable en Amazon. O sea, es un libro real que hace la base de todo lo demás.
Mateocerdan
02 ago, 10:00 h
Fantastica
Beggar Mayo
03 ago, 09:19 h
¡Oh, muy amable! Saludos.
elinsurgentecalleja
04 ago, 01:54 h
Oooh!

Con ganas de más aventuras de tu saga!!

Relato muy descriptivo y bien narrado, a la par que original.

Saludos Insurgentes
Beggar Mayo
04 ago, 23:42 h
Muchas gracias por tu palabras. En relación con tu expectativa pues he tenido una gran duda. Del primer libro he avanzado alrededor del 20%, y estoy atorado en el capítulo 15. Mi duda ha sido sobre la pertinencia de ir publicando por entregas en un blog dedicado que hice o si esperarme hasta terminar el libro y autopublicarlo entero. Incluso, de hecho, un chico que me contrató tiempo atrás para escribir, como fantasma, una novela que nunca se terminó y el chico determinó que la hiciera mía, recientemente me volvió a contratar para escribir un relato mezcla porno, snuff, gore, gay y me pidió que lo escribiera bajo mi firma y que podía publicarlo si quería. Por ello, ese relato, como este, lo pensé como cuento-capítulo a incluirse en alguno de los libros que conjuntan las saga. Así que... no sé si correr a publicar por entregas o esperar y hacer una obra completa de una vez. El tema es que con mis sesenta años ya no puedo darme el lujo de esperar mucho y los montones de proyectos ya me ensordecen con sus reclamos para ver la luz.
elinsurgentecalleja
05 ago, 00:05 h
Mi consejo es que no esperes más y publiques lo que tengas, es dar el paso definitivo y ver tu sueño cumplido.
Yo así lo hice... Y mi primer libro "Sopas de ajo" vio la luz con libros.com, un sueño hecho realidad.
Beggar Mayo
08 ago, 22:08 h
Tienes razón. Lo mismo pensé y me impulsó cuando publiqué mis primeros libros, mi "Laberinto Bestial 1. Semillero de Indicios" y mi primer poemario en 2011 mediante Lulu y Bubok (todavía no existía Libros.com). Aquí ya sondeé la posibilidad, pero no le llego a los costos, porque Libros.com todavía no aplica el esquema de proyectos para obras de quienes vivimos en Latinoamérica, solo Europa. Seguiré con consejo. Yo creo que usaré tanto mis blogs personal, el dedicado a la saga y este mismo de manera simultánea. Había pensado publicar y he publicado en el primero apuntes sobre el proceso de crear la saga, en el segundo los fragmentos, las entregas, aunque no lo he hecho aún. Aquí podría dar avances y ligarlos con el segundo. La dinámica, el procedimiento es el que me detiene, no quisiera desgastarme con palos de ciego acá y allá y acullá. De hecho, desde hace años mi esfuerzo e interés ha sido simplificarme la vida, contrario a lo que hice por años llegando a tener más de veinte blogs. ¡De locos!
Williams Nuñez
08 ago, 12:21 h
"Deja correr las historias y los personajes. Libéralos. Se adueñarán de tí y te contagiarán sus miedos y sus traumas...y tus pesadillas te obligarán a no envejecer. Y serás eternamente escritor..."
Beggar Mayo
09 ago, 00:20 h
Gracias por tu comentario, Williams. Eso justo es lo que ahora hago. Comencé a escribir la saga hace un año justo, después de otro año previo de planeación. No es un proyecto sencillo que busca congeniar e integrar un total aproximado de 40 proyectos guardados en el cajón, originalmente solo ideas sueltas. Pero ya claman, gritan por ver la luz, así que me di a la tarea de no sobre planificar y dejar fluir las cosas, en el interés de que pudiera publicar el primer libro ahora en julio. Ya me atrasé, porque ahora se desatan tanto que debo mantener las riendas tensas para controlar sus bríos desbocados, cosa además difícil cuando la realidad distrae con su tozuda manera de imponerse con la necesidad consuetudinaria. Hoy, lo que necesito decidir es cómo (formato), cuándo y dónde liberar las riendas so pena del riesgo de perder el control. Por lo pronto, mis blogs de poesía, ensayos y etcétera han sido de ayuda, un recurso que puedo seguir explotando, pero... ¡Ay!
Mila Clemente
15 ago, 12:35 h
Maravilloso relato Beggar. Con ganas de seguir leyendo.
Un saludo.
Otras historias participantes en este reto
  • «Las luces de la casa llorona» , de Puri Escuredo Leer »

  • «Cuando Sara encontró el rumbo» , de Puri Escuredo Leer »

  • «Óscar y la Esencia» , de Puri Escuredo Leer »

  • «Fluorescencia programada» , de Mikel M Leer »

  • «El umbral del bosque» , de Mario Pavón Leer »

  • «Aglo, el espejo de Olga» , de Puri Escuredo Leer »

  • «La estrella polar» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Jazmine y el misterio del cuco» , de Mila Clemente Leer »

  • «Desde mi ático» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Conviviendo con extraterrestres» , de Mila Clemente Leer »

  • «En medio del bosque» , de N. de la Flor Ruiz Leer »

  • «EL EMBARCADERO» , de Carmen Fernandez Mayoralas Leer »

  • «¿Cómo sería tu día antes del fin del mundo?» , de Mario Pavón Leer »

  • «Al servicio del emperador» , de Mario Pavón Leer »

  • «Tabit y Estela» , de Celia Ling García Leer »

  • «Luciérnaga cruel» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «La luna, el mestizo y la princesa» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Eclipse» , de Alejandro Castillo Peña Leer »

  • «UNA BALA DE PLATA, A MEDIA NOCHE, EN WASHINGTON» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «La luna de la soledad» , de Agathe Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!