Los sueños no tienen cima

Los sueños no tienen cima

Comprar
  • Formato: 14x21cm
  • Encuadernación: Tapa blanda, con solapas
  • Páginas: 532
  • ISBN: 9788418527616     ISBN digital: 9788418527623
Periodismo y no ficción Biografía Autobiografía
superación personal Testimonio diabetes historia personal

Susana tiene once años. Está asustada, encerrada en el box de un hospital. No entiende qué ocurre a su alrededor y todo es muy raro. Hasta que un médico anuncia a la familia que tiene diabetes. Entonces, su vida vuelve a comenzar. Los sueños no tienen cima es el relato de alguien que decidió torcer el brazo al destino y adaptar la enfermedad a su vida. A partir de los veinte años inició un camino empezando a viajar sin parar y aprendiendo a recorrer senderos cada vez más comprometidos, entrenando a la vez su diabetes. Junto con Carlos, su marido, se entregó con tesón a los desafíos deportivos, a vivir expediciones y a destinos inimaginables para una persona con su diagnóstico, a las aventuras en la alta montaña.

Sobre la autora

Susana Ruiz Mostazo (Tudela, Navarra, 1982) debutó en diabetes a los once años y con veinte se trasladó al País Vasco. En 2013 empezó a testar herramientas para las personas con diabetes en altitud en varios proyectos de alta montaña que la llevaron a Nepal, Kilimanjaro, Meru, Elbrus, Groenlandia, Toubkal o el Sáhara. También ha dado charlas contando sus experiencias en numerosas asociaciones de personas con diabetes. Actualmente es comercial de Exportación en el mercado francés de productos de ferretería y en sus ratos libres le encanta leer, la montaña, la playa, disfrutar con su perro Lagun y relajarse dando tranquilos y accesibles «paseos», siempre con su principal compañero de vida, su esposo.

En los medios

HOY: «La montañera diabética que coronó el Kilimanjaro»
Plaza Nueva: «La tudelana Susana Ruiz presenta su libro 'Los sueños no tienen cima'»



¿Has leído este libro?

Comparte tu reseña

Opiniones de los lectores



Todavía no hay ninguna opinión de este libro.

Libros relacionados con Los sueños no tienen cima