Lucio González

«Bajo el ciprés»

430 palabras
3 minutos
25 lecturas
Narración de suspense: Un resplandor intermitente en una ventana solitaria, un edificio que sólo cobra vida cuando el reloj marca las doce. ¿Qué secretos esconde este lugar en las horas en que el mundo duerme?

Cuando cae la noche sobre los campos de la desesperación, y el silencio inunda las llanuras; donde los vivos duermen y los muertos descansan, un niño llora bajo el ciprés.

Sus lágrimas han dado vida al árbol que custodia las tumbas del cementerio. Y allí, solo, noche tras noche, recuerda su corta vida como lo que pudo ser y no fue, mientras excava un agujero en la tierra con sus suaves y finas manos...
De su mente extrae recuerdos de los amigos que fueron y un día le dieron la espalda, sólo por ser diferente, y buscar una nueva ilusión.
Recuerdos de su padre, que una noche en el campo, rajó a su mula y la vació, sólo para refugiarse de la tormenta, y un rayo le mató. Donde también había un pozo y un nogal, y la más oscura de todas las noches de invierno.
Y el agujero se hacía más grande...
Recuerdos de su hermano, que un día se fue para buscar algo, y lo encontró. Ahora escribe cartas bonitas, y sueña con revolverle el pelo, una vez al año.
Los más bellos recuerdos de su madre, que tanto le quiso, y un cáncer se la llevó. Los tres últimos meses de sufrimiento valen más que el año y medio que luchó contra esa puta enfermedad.
Y en sus ojos quedó grabado a fuego, y el agujero se hacía cada vez más grande...
Recuerda aquella chica, que siempre fue su amiga y compartieron secretos y tantas tardes de verano, con el nombre más bonito que una niña pueda tener: Cristal María. Y como corrían por los tejados y jugaban en el granero, y veían las puestas de sol del mejor verano de sus vidas. Desgraciadamente murió, de una de esas enfermedades de las que mueren los niños, desgarro vaginal o algo así.
“Ya casi entro entero...”
Y que me dices del perro, negro y tres veces más grande que él. Le quería, le quería mucho, siempre jugando y dándole de comer, tirándole del rabo, escondiéndole la cabeza. Un día el perro le salvó de que una rata gigante se lo comiera. Le quería. Le quería de verdad. Murió en sus brazos tras ser atropellado. El perro lloraba y le miraba, lloraba y le miraba; pero los perros no van al cielo. Otra desilusión más con esta religión.
“Ya entro. Ahora me tapo con tierra. Me echo la tierra encima...”
Tantos minutos en tan pocos años...
Tantos recuerdos para una mente quizás un poco pequeña.
Tantas noches llorando...
“Aquí me quedo, donde están los míos, donde está mi ciprés.”
Lucio González
Informático de profesión; músico y escritor de afición. Viajero familiar, cinéfilo y…
Miembro desde hace 5 años.
4 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
elinsurgentecalleja
02 ago, 01:39 h
Relato sorprendente y original, metafórico y misterioso y reinvidicativo.
Me ha gustado!
Saludos Insurgentes
Lucio González
03 ago, 23:22 h
Muchas gracias, señor, por el apoyo y el comentario!!
Mikel M
02 ago, 10:47 h
Muy potente, Lucio. No pasa desapercibido.
Lucio González
03 ago, 23:23 h
Muchas gracias, Mikel!! Me alegro de que te haya gustado.
Lucia F.S.
03 ago, 02:14 h
Transmite mucha tristeza, o en eso me he reflejado.
Lucio González
03 ago, 23:23 h
Es bastante triste, si. Gracias por tu comentario, Lucía.
Raquel Rodríguez
04 ago, 18:38 h
Buah, que triste e impresionante, no deja indiferente.
Lucio González
04 ago, 23:44 h
Muchas gracias Raquel. Es lo que trato de transmitir. Me alegra que lo sintieras.
Jaime Cenalmor
04 ago, 18:43 h
Uf, durismo relato!
Lucio González
04 ago, 23:45 h
Gracias Jaime. Si, si lo es, y semi autobiográfico.
Otras historias participantes en este reto
  • «Las luces de la casa llorona» , de Puri Escuredo Leer »

  • «Cuando Sara encontró el rumbo» , de Puri Escuredo Leer »

  • «Óscar y la Esencia» , de Puri Escuredo Leer »

  • «Fluorescencia programada» , de Mikel M Leer »

  • «El umbral del bosque» , de Mario Pavón Leer »

  • «Aglo, el espejo de Olga» , de Puri Escuredo Leer »

  • «La estrella polar» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Jazmine y el misterio del cuco» , de Mila Clemente Leer »

  • «Desde mi ático» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Conviviendo con extraterrestres» , de Mila Clemente Leer »

  • «En medio del bosque» , de N. de la Flor Ruiz Leer »

  • «EL EMBARCADERO» , de Carmen Fernandez Mayoralas Leer »

  • «¿Cómo sería tu día antes del fin del mundo?» , de Mario Pavón Leer »

  • «Al servicio del emperador» , de Mario Pavón Leer »

  • «Tabit y Estela» , de Celia Ling García Leer »

  • «Luciérnaga cruel» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «La luna, el mestizo y la princesa» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Eclipse» , de Alejandro Castillo Peña Leer »

  • «UNA BALA DE PLATA, A MEDIA NOCHE, EN WASHINGTON» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «La luna de la soledad» , de Agathe Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!