Rebeca Martín Diosdado

«EN SILENCIO»

306 palabras
2 minutos
38 lecturas

Existía una sociedad, donde el privilegio de muchos era la desgracia de otros, y los enfermos estaban de más dentro de la economía del país; las fuerzas políticas decidieron prescindir de los más débiles, erradicando a todas las personas enfermas sin glucosa en sangre que, pese a los estudios cada vez más asiduos, sabían que llegaría el momento en el que esos enfermos terminarían postrados en una cama, siendo mantenidos por el gobierno hasta la hora de su muerte. Esas vidas no les valía la pena.

Ramiro nació por accidente, era el miembro más pequeño de la familia, donde era heredero universal de todo lo de sus hermanos mayores.

Sus padres no sabían que la inteligencia y el coraje de ese pequeño, en un futuro, les salvaría la vida.

Toda su familia padecía la misma enfermedad, la inexistente diabetes, todos menos Ramiro, que siempre fue la ovejita negra del rebaño.

Ese niño, al que siempre le gustó la ciencia y tecnología, inventó un microchip, que colocado bajo la piel, generaba una información errónea indicando «diabetes» en los análisis de sangre, así no estarían en el punto de mira.

Su experimento nació de la desesperación, no sabía si saldría bien. Puso en práctica su plan, y engañó al destino, de lo contrario podría haber sido encarcelado y no volver a ver viva a su familia.

Perdieron a vecinos y familiares de la noche a la mañana. «Es un virus» decían, no podemos hacer nada. El gobierno los mataba envenenando su agua, en silencio, como cobardes, para embolsarse la manutención de los enfermos encamados.

Ramiro salvó a su familia. Nadie se enteró de nada.

Más adelante inició un plan para desmantelar al gobierno pancista de su cruel genocidio, en silencio, como hacían ellos. Quién sabe, de su mente salían ideas privilegiadas que un simple cargo político nunca entendería.

Reto creativo «Vivir con diabetes»
🧒 Cuenta la historia de un niño o niña que vive en un mundo en el que todas las personas tienen diabetes y los enfermos son aquellos con la glucosa demasiado baja.
Rebeca Martín Diosdado
Soñadora incansable, perseguidora de palabras, creadora de historias increíbles.
Miembro desde hace 1 año.
47 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
JUAN JOSE ROBLES
21 nov, 00:35 h
Maravilloso.
Rebeca Martín Diosdado
22 nov, 09:52 h
Gracias J. J 👏🏻👏🏻👏🏻
Mencía Ribera
21 nov, 00:45 h
Bueno, me encanta!
Rebeca Martín Diosdado
22 nov, 09:52 h
Gracias Mencía 👏🏻👏🏻👏🏻
Lucia F.S.
21 nov, 04:05 h
Muy buenos estos mundos que están apareciendo!!!
Rebeca Martín Diosdado
22 nov, 09:53 h
La imaginación llega hasta lugares insospechados. Gracias Lucía 👏🏻👏🏻👏🏻
Jose R.G.
21 nov, 09:57 h
Ramito es uno de esos héroes anónimos. La historia tiene mucha miga para 300 palabras. Original.
Rebeca Martín Diosdado
22 nov, 09:54 h
Toda la razón Jose, me costó dejarla en 300. Mil graciass 👏🏻👏🏻👏🏻
Pepi.hern
21 nov, 19:53 h
Muy original.
Rebeca Martín Diosdado
22 nov, 09:54 h
Gracias Pepi 👏🏻👏🏻👏🏻
Yolilibros
22 nov, 10:00 h
Me quedé sin palabras. Estupendo y original relato, muchas gracias por regalarnoslo.
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:07 h
Gracias por tu comentario, de verdad que me alegra de corazón!!!
Patricia Zamorano Granados
22 nov, 10:17 h
Todo por la familia! Muy bueno!
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:08 h
Siempre por la familia! Gracias Patricia!!
elinsurgentecalleja
22 nov, 12:35 h
Bonita historia Rebeca, me ha encantado, enhorabuena.
Saludos Insurgentes
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:08 h
Gracias Insurgente me alegro muchísimo!!
Miquel Quetglas (Maiky Forrester)
22 nov, 17:06 h
¡Qué guay!
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:09 h
Muuuackk!!
JF
Javier Fonseca Fisterre
22 nov, 22:09 h
Un relato con un dulce final.
Enhorabuena.
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:09 h
Gracias Javier!!
Celia García Mendieta
23 nov, 12:35 h
De toda necesidad nacen grandes esperanzas. Muy buen punto de vista.
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:10 h
Buenísima reflexión Celia!! Gracias!!
Anastasia Sopale Thompson
24 nov, 20:26 h
Suele pasar cuando la elección de dichos cargos es «a dedillo». Pero está claro que nuestro amigo Ramiro quizá por accidente termine por ser Presidente. ¿Por qué no se premia más a las mentes privilegiadas? Felicitaciones por tu relato, Rebeca.
Rebeca Martín Diosdado
24 nov, 22:11 h
A veces esta vida y la justicia son tan injustas!! en fin... Mil gracias Anastasia!!
Otras historias participantes en este reto
  • «Cinco minutos bastan para soñar una vida» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Nubes de algodón de azúcar» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Mitología barata» , de Jose R.G. Leer »

  • «Una celebración de box» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Las chicas como tú» , de Javier Fonseca Fisterre Leer »

  • «Y en esas, se presenta un ángel» , de Jose R.G. Leer »

  • «El lugar en el mundo» , de Mary Crudo Leer »

  • «El último salto» , de Miquel Quetglas (Maiky Forrester) Leer »

  • «Soy diabético» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «¿La meta a cien metros?» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «EDULCOLAPSIA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Prueba de amor» , de Omicron Delta Series Leer »

  • «El chico de la Amalia» , de Pablo Malagón Leer »

  • «Confesiones» , de Andrea F Leer »

  • «Un descubrimiento revolucionario» , de Alba Urbano Cordobés Leer »

  • «Amor amargo» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «JOSH Y ALLIE» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Un mundo azucarado» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Diabetes amorosa» , de Ismael Salvador Leer »

  • «A.M.I.A.SU» , de Lucia F.S. Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!