JF
Javier Fonseca Fisterre

«Las chicas como tú»

310 palabras
2 minutos
38 lecturas
Era su padre; ya no tenía un robusto cuerpo, conocía todos los peligrosos inconvenientes de su afección, pero se aventuró a jugar una última baza.
La jubilación jamás fue excusa, no se apartó del deporte, lugar donde fraguó a sangre, sudor y lágrimas su propio nombre bajo el apodo de Xoel "Cimitarra" Toledo (por su forma desgarbada al correr).
Su hija, al criarse en ese ambiente, heredó la ilusión y esfuerzo de su padre, labrando su trayectoria como Camila "Culebra" Toledo (por su pasmosa facilidad para moverse en el pelotón durante las carreras).
Un ictus había paralizado los gráciles serpenteos de la joven atleta años atrás. Allí quedaron las zancadas, los pedaleos y las brazadas.
Xoel siempre le había enseñado a su hija que el deporte era practicado por quienes deseaban llegar a la meta o por auténticos portentos físicos.
Él pasaba la cuarentena, pero la experiencia estaba de su lado. Tanta insistencia volviendo a entrenar obtuvo su recompensa. La osadía y la valentía le llevó a querer participar en la sobrehumana prueba IRON MAN. Tres pruebas, tres modalidades, dos participantes, un objetivo compartido: terminar las tres disciplinas.
El pistoletazo de salida no se hizo esperar. Padre e hija comenzaron juntos desde la línea de salida. Se sucedieron las horas, la fatiga y se acortaba la distancia hacia su gran gesta.
Las exigencias de la prueba invitaban a tirar la toalla, a claudicar, pero se mantuvieron firmes.
Xoel había remolcado en barca, transportado en tándem y empujado durante toda la carrera a Camila y, horas más tarde, se aproximaban a su conquista.
Casi llegando, las fuerzas y la vida fueron abandonándolo. Empujó el carro para que su hija cruzara la meta por ambos.
El titánico esfuerzo y la diabetes pudieron con su corazón, el cual se detuvo tras ver por última vez que Camila estaba hecha para cruzar la meta.
Reto creativo «Vivir con diabetes»
👫 Cuenta una historia de amor en la que uno de los personajes oculta su diabetes por una razón misteriosa... hasta que se descubre.
JF
Javier Fonseca Fisterre
Una vida sencilla, de barrio, en un lugar cualquiera de Madrid, hace casi tres décadas…
Miembro desde hace 2 años.
13 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Mencía Ribera
21 nov, 00:12 h
Grande y emotivo relato!
JF
Javier Fonseca Fisterre
21 nov, 13:35 h
Dijeron una historia de amor, pero hay muchos tipos y me decidí por esta.
Gracias por la lectura.
Alba Urbano Cordobés
21 nov, 11:43 h
Precioso relato.
JF
Javier Fonseca Fisterre
21 nov, 13:36 h
Tuve la idea hace semanas, pero no terminé de darle el enfoque hasta casi cerrado el plazo.
Gracias por la lectura.
Yolilibros
22 nov, 12:31 h
Amor hay muchos, algunos incluso más bonitos y que sí duran para siempre. Enhorabuena Javier!
JF
Javier Fonseca Fisterre
22 nov, 17:25 h
Sobre amor no hay nada escrito y hay sacrificios que valen toda una vida.
Gracias por leer mi relato.
Anastasia Sopale Thompson
22 nov, 15:48 h
Increíble final, Javier, y triste al mismo tiempo. Al menos este padre se fue feliz al ver el triunfo de su hija y eso es loable. Narrativa sencilla, felicitaciones.
JF
Javier Fonseca Fisterre
22 nov, 17:27 h
Al final el esfuerzo le mereció la pena al padre, aunque le costara la vida en su intento.
Gracias por leerme.
Miquel Quetglas (Maiky Forrester)
22 nov, 17:09 h
¡Muy bueno!
JF
Javier Fonseca Fisterre
22 nov, 17:29 h
Gracias compañero.
Ismael Salvador
23 nov, 00:33 h
Si es que esas pruebas... Iron Man, Spartan Race... son una machacada. A mi me invitaron a ir... a ver, me quiso liar una chavalica:

- Aunque me tuvieras completamente enamorado, no iría.

- Jajajajaja.

No bromeaba. Buen relato Javier Fonseca Fisterre (como mola tu nombre, joder)
JF
Javier Fonseca Fisterre
23 nov, 14:28 h
Antes de que me llegara el tiempo de las lesiones, me preparé durante un año para competir en el programa Ninja Warrior y a nivel europeo en otras modalidades; pero no pudo ser. Y me quedé con el gusanillo de alguna Spartan Race de 5 ó 10 km.

Gracias por la lectura.

N.B: La verdad es que el nombre es la confluencia de varias historias que algún día contaré.
elinsurgentecalleja
24 nov, 13:16 h
Relato muy emotivo y conmovedor, narrado con maestría, el giro final es brutal, me ha encantado, enhorabuena.

Saludos Insurgentes
JF
Javier Fonseca Fisterre
24 nov, 18:48 h
Buenas tardes:

Gracias por los elogios, compañero.

Hay gestas que bien valen una historia, y me fui por lo deportivo.

Espero, al igual que la protagonista, con el último empujón alzarme con mi victoria personal.

Sañudos cordiales.

Fonseca
Otras historias participantes en este reto
  • «Cinco minutos bastan para soñar una vida» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Nubes de algodón de azúcar» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Mitología barata» , de Jose R.G. Leer »

  • «Una celebración de box» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Y en esas, se presenta un ángel» , de Jose R.G. Leer »

  • «El lugar en el mundo» , de Mary Crudo Leer »

  • «El último salto» , de Miquel Quetglas (Maiky Forrester) Leer »

  • «Soy diabético» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «¿La meta a cien metros?» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «EDULCOLAPSIA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Prueba de amor» , de Omicron Delta Series Leer »

  • «EN SILENCIO» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «El chico de la Amalia» , de Pablo Malagón Leer »

  • «Confesiones» , de Andrea F Leer »

  • «Un descubrimiento revolucionario» , de Alba Urbano Cordobés Leer »

  • «Amor amargo» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

  • «JOSH Y ALLIE» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Un mundo azucarado» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Diabetes amorosa» , de Ismael Salvador Leer »

  • «A.M.I.A.SU» , de Lucia F.S. Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!