Teresa Durán

«Un final, un principio.»

296 palabras
2 minutos
13 lecturas
Jimena se miró en el espejo, era el último día vistiendo el uniforme corporativo, verde musgo el polo y azul marino los pantalones cargo; unas sencillas deportivas y una coleta para alejar el pelo de su rostro completaban el atuendo.

A pesar de vestir igual que sus compañeros, el sentimiento de no pertenecer siempre había sido demasiado asfixiante como para ignorarlo; tras tres años de hacer malabares con su trabajo y los estudios, por fin, Jimena iba a salir de allí.

No había sido un mal trabajo, y la gente era maja, incluso había hecho amistades... Pero no era su sitio. Los retos que incluía su puesto de trabajo no eran creativos ni requerían de ninguna solución ingeniosa, no, el reto diario era sobrevivir a la avalancha de personas que pasaban por caja y le embotaban la cabeza con quejas para las que ella no tenía solución.

- Los precios son muy altos, es una vergüenza.

- Vuestra variedad de productos veganos es ridícula, no está lo que yo busco.

- ¿Habéis vuelto a cambiar de sitio los huevos? Este sitio es lo peor, ¡sólo queréis que nos gastemos el dinero!

-

Jimena se abrazó a sus compañeros al finalizar la jornada, su último día con ellos había llegado a su fin.

En apenas una semana, Jimena emprendería un trabajo nuevo en una ciudad nueva, Señor, ¡en un país diferente! Sintió que su estómago le daba un vuelvo, y respirando, se recordó que era normal estar nerviosa.

El estudio de animación que será su nuevo lugar de trabajo sí suponía un reto real, y la gratificación al finalizar el día sería no sólo pensar "he sobrevivido un día más", sino la satisfacción de la tarea bien hecha.

El trabajo soñado no es el más fácil, pero sí el más satisfactorio.
Reto creativo «David y Goliat»
👨‍💻 Tu protagonista se ha hartado de su aburrido trabajo, que no le llena, y se lanza a emprender en lo que le gusta. ¿Qué hace?
Teresa Durán
Ilustradora freelance y escritora ocasional.
31 años, nacida y criada en Madrid.
Queer.
Miembro desde hace 1 año.
3 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Mario Pavón
06 jul, 00:27 h
Sé lo que es eso, llegar por fin a un trabajo en el que realmente consideras que tu esfuerzo vale la pena.
elinsurgentecalleja
07 jul, 01:55 h
Tal cuál!
Trabaja para ser feliz y no para ser infeliz.
Siempre hacia adelante!
Me ha encantado.
Saludos Insurgentes
Anastasia Sopale Thompson
09 jul, 01:10 h
Exacto, Teresa, nadie dijo que sería fácil. A veces se hace necesario pasar por el aro ardiendo para disfrutar después verdaderamente de lo que se hace.
Otras historias participantes en este reto
  • «Dame una palabra y te regalo un poema» , de Elvira.lopu Leer »

  • «Largas vacaciones» , de Carmen Santamaría Leer »

  • «¡Maldita jungla de asfalto!» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «La 58» , de Lucia F.S. Leer »

  • «Mentiras piadosas» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «El rincón de la abuela» , de Mila Clemente Leer »

  • «La corbata de patitos» , de Mario Pavón Leer »

  • «Verde aguamarina» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Y llegó el big-market» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «Tentación.» , de Ainhoa Risquez Leer »

  • «La venta del abuelo» , de Francisco Anacoreta Laico Leer »

  • «SENSIBILIDAD» , de Daniel González Irala Leer »

  • «Dejo un trabajo de oficina por la poesía» , de Nani Nanilu Leer »

  • «¿Qué hago con mi vida?» , de Angeyol.fernandez Leer »

  • «Vive el momento» , de I_4eva Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!