María Caballero

«La importancia de saber dar una noticia»

294 palabras
2 minutos
37 lecturas

La mesa se encuentra decorada con todo detalle. Las bandejas de aperitivos permanecen intactas, aguardando a que regresen los comensales. El olor a carne asada se cuela por todos los rincones del salón. La suegra mira con cara de reproche al hijo.

—No tenías que haberme obligado a venir.

El novio de la que grita en la cocina, con gesto avergonzado, se muerde las pocas uñas que le quedan.

—¡Relájate, mamá! No imaginaba que la noche fuese a dar este giro.

Lucía acaba de anunciar que deja su actual trabajo para ser escritora. Necesita dedicarse por completo a preparar su primera novela. La madre festeja la noticia pegándole una patada por debajo de la mesa, clavándole la afilada punta del zapato en las espinillas. El padre, de manera exquisita, se las lleva a la cocina. La puerta acristalada no evita que los invitados escuchen la discusión desde el salón.

—¿Otra de tus locuras? ¡Tienes treinta años, es hora de que madures de una vez! —estalla la madre.

Lucía lloriquea, le duele que nunca la apoyen.

El padre culpa al chico de flequillo oxigenado, detesta su aire de intelectual sabelotodo.

—¡Hija, vas como un barco a la deriva! Un día quieres ser pintora, otro diseñadora y esta noche nos sorprendes con tu vena de escritora.

La chica corta la discusión con una razón de peso. Debe escribir la novela, ha cobrado un adelanto de la editorial.

—Contaré mi vida, una especie de autobiografía con humor y mucho sarcasmo —asegura Lucía.

—¡Genial, vas a airear los trapos sucios de la familia! —vocifera la madre.

Nico entra en la cocina, ¡tan inocente! Suelta que él dirigirá la película. Nunca debió traspasar ese umbral, con varias copas de vino y cuchillos cerca se puede arruinar cualquier velada elegante.

🔪 Cuenta lo que pasa en la cocina mientras algunos de los presentes tratan de calmarse.
María Caballero
Miembro desde hace 1 año.
22 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
JF
Javier Fonseca Fisterre
24 oct, 01:07 h
Las mejores historias suelen partir de la experiencia personal y se aliñan con la imaginación.
😉👍🏼
María Caballero
24 oct, 15:46 h
¡Cómo lo sabes, compañero! Gracias por comentar.
Ismael Salvador
26 oct, 14:39 h
Coincido.
Celia García Mendieta
24 oct, 10:06 h
Buen relato María!
María Caballero
24 oct, 15:45 h
Me alegro de que te lo haya parecido. Gracias, Celia. Un saludo
Héctor Peña Manterola
24 oct, 19:22 h
Una maravilla, vivida (con sutiles diferencias) en carnes propias. ¡Un abrazo!
María Caballero
24 oct, 21:48 h
¡Oh! Siento que tu experiencia haya sido así. Espero que todo se haya arreglado. Un abrazo y gracias por tu tiempo.
Carolina Jiménez Conejero
25 oct, 08:27 h
Muy bueno, María
María Caballero
25 oct, 09:04 h
Me alegro de que te haya gustado. Gracias, Carolina.
Anastasia Sopale Thompson
25 oct, 19:21 h
La madre qué es, ¿la bruja del cuento? La falta de apoyo, que si viene por parte de familiares, menudo golpe bajo para torpedear cualquier proyecto que se precie. Sin embargo, seguro pasarán el «cepillo» si hubiera un éxito rotundo, ¿verdad? Como la vida misma, María. ¿Huele a envidia también o es cosa mía? Enhorabuena.
María Caballero
25 oct, 19:39 h
Gracias por la gracia que sueles poner en tus comentarios. Familias las hay de todo tipo. Igual que las madres. En el triunfo o el éxito ya sabemos que salen amigos y familiares por todas partes. En la envidia no había pensado, puede que me delatase el subconsciente jajaja. Un abrazo.
María Aguilar
26 oct, 14:37 h
Jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja.que. Bueno
María Caballero
26 oct, 15:54 h
Me alegro de que te hayas divertido tanto jejeje. Gracias por tu tiempo y por comentar.
Jose R.G.
27 oct, 11:04 h
Has reflejado bien la emoción por la que está pasando la protagonista. Me falta saber quién es Nico. Enhorabuena.
María Caballero
27 oct, 15:28 h
Hola Jose. Gracias por tu puntualización. Como eran solo cinco personajes, y con el límite de palabras, no añadí la coletilla, aclaración... de que Nico es el novio de Lucía. Lo tendré en cuenta para relatos futuros.
Jorge Sanova
27 oct, 23:41 h
ES bueno.
María Caballero
28 oct, 15:35 h
Me alegro de que lo creas. Gracias por comentar, Jorge. Y por tu tiempo para leer mi relato.
elinsurgentecalleja
28 oct, 01:45 h
Ya te digo, poco ha faltado para que volaran los cuchillos, o sí volaron?

Jejejeje. Buen relato greco y diferente, enhorabuena.

Saludos Insurgentes.
María Caballero
28 oct, 15:37 h
Según iba la noche de caliente algún cuchillo voló e incluso puede que hiciese diana en uno de los protagonistas. Gracias por tu comentario, Insurgente. Saludos.
Otras historias participantes en este reto
  • «EL SEÑORITO» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «De lo que aquí en adelante me sucediere...» , de Jose R.G. Leer »

  • «Diario apócrifo de una escritora» , de Fortizperez Leer »

  • «Ay, si la Carmen nos oyera...» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «Bordando historias» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «Las paredes de la cocina» , de Galaguzmandrades Leer »

  • «ALGUIEN NOS RECORDARÁ, LO AFIRMO, INCLUSO EN OTRO TIEMPO» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «Las moscas de mi familia» , de Luis Mariano Estela Aldana Leer »

  • «NO TE IRÁS NUNCA ¿VERDAD?. ME QUEDARÉ HASTA QUE CAMBIE EL VIENTO» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Prólogo» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «...y parió la abuela» , de Israel Gago Caballero Leer »

  • «Va de tostadas la cosa...» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «El legado de una sabia frase» , de Jose R.G. Leer »

  • «Mijita» , de Eugenio A. García de Paredes Pérez Leer »

  • «Letra pequeña» , de Jose R.G. Leer »

  • «Mundos paralelos» , de Javier Fonseca Fisterre Leer »

  • «¡Los sueños son para cumplirlos!» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Reserva de opinión» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «Sin nombre de mujer» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Lo que me hubiera gustado hacer y nunca hice» , de Esther Ahedo Lorenzo Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!