Jose R.G.

«Letra pequeña»

322 palabras
2 minutos
48 lecturas
Mira sus manos ensangrentadas con la incredulidad de quien se siente poseído. Hace unos minutos ese líquido de un rojo denso pertenecía al cuerpo de Amanda y hasta ese momento transportaba el oxígeno que compartían y se intercambiaban con sus besos.
Este día no ha habido caricias ni lenguas en boca ajena. Este día, él ha terminado su vida, la de ellos dos fundiéndose en la unidad.
Ahora que la furia de sus celos ha desaparecido, abraza el cuerpo vencido de la mujer, cuyos rizos a lo afro se desparraman con la misma gracia de siempre.
Las lágrimas de Claudio no tienen consuelo y se tiñen con el color de la pasión, formando un charco de desesperación en el que el homicida parece ahogarse.
De repente, un ser menudo de piel áspera y ocre, orejas puntiagudas y un simple taparrabos, se materializa frente a él.
—Pero bueno, ¿qué tenemos aquí?
—¡¿Quién eres tú?!
—Se podría decir que como si fuera tu ángel de la guarda.
—¡¿Qué quieres?!
—¿Qué quieres tú, dirás?
—¡¿Qué voy a querer?! ¿No lo ves?
—Puedes querer muchas cosas. No daré nada por supuesto.
—Esto no tenía que haber pasado.
—No pasa nada. Podemos volver atrás.
—¿A qué te refieres?
—Pues que puedo hacer retroceder el tiempo unas horas. Pero no será gratis.
—Lo que sea.
—¿No quieres saber el precio?
—¡No!
—Muy bien.
El diablillo muda su semblante, con aires de concentración, y termina extendiendo unas enormes alas oscuras que quintuplican su envergadura. Envuelve con ellas a la pareja y pronuncia un encantamiento en una lengua indescifrable. Cuando retira las alas, Amanda vuelve a estar viva. Lo que ocurrió en sus últimos instantes ya no existe y se despierta ávida de un beso de Claudio. Pero al mirarle, ya sin la presencia del ser que le devolvió la vida, se encuentra un rostro desencajado.
—¿Estás bien?
—No, es algo muy raro. Escucho muchas voces, voces cargadas de maldad.
⏱ Supón que éste es el principio de una novela de ciencia ficción y que uno de los personajes tiene la oportunidad de viajar en el tiempo para cambiar el resultado de la discusión.
Jose R.G.
Os podría decir qué he estudiado, dónde he vivido y cuál es mi trabajo. Todas esas cosas dan…
Miembro desde hace 8 meses.
93 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Lucia F.S.
24 oct, 01:59 h
Quien escucha más voces? Claudio?
Jose R.G.
24 oct, 09:12 h
Sí. Siento si induce a error. Gracias por avisarme.
elinsurgentecalleja
24 oct, 20:57 h
Claudio es el demonio personificado!

Enhorabuena, me ha encantado.

Saludos Insurgentes.
Jose R.G.
24 oct, 21:01 h
Al final se convirtió en un vivero de diablillos desencarnados pero es cierto que el mal ya estaba dentro de él desde el principio.
Buen tino en el análisis.

Un saludo
Héctor Peña Manterola
25 oct, 14:40 h
Muy buen relato. Enhorabuena.
Jose R.G.
25 oct, 16:37 h
Muchas gracias, Héctor,por comentar. Me alegro de que te guste.
Israel Gago Caballero
26 oct, 06:13 h
Muy buen relato
Jose R.G.
26 oct, 10:39 h
Muchas gracias por comentar, Israel. Me alegro de que te parezca bueno.
JF
Javier Fonseca Fisterre
26 oct, 22:19 h
Solo es mi opinión, sin embargo, bajo mi criterio, este podría ser uno de los relatos candidatos a ganar la convicatoria.
Enhorabuena.
Jose R.G.
26 oct, 22:39 h
Gracias por tus palabras y por mojarte tanto, pero creo que en este foro gustan más los de finales felices.
María Aguilar
27 oct, 01:17 h
Muy chulo, pero se me ha echo muy corto y necesito saber más..... Felicidades
Jose R.G.
27 oct, 06:08 h
Se ha quedado abierto. Es cierto. Muchas gracias.
Anastasia Sopale Thompson
27 oct, 11:19 h
Pues no sé qué es peor, jajaja, si el remedio o la enfermedad. ¿Amanda soportará a un chiflado al lado? ¿No volverá a morirse pero de la desesperación e impotencia? Por cierto, el angelito que describes no sé por qué, pero me recuerda a Gólum. Felicidades, José.
Jose R.G.
27 oct, 11:28 h
Amanda debería echar a correr. De angelito tenía poco. Muchas gracias.
Jorge Sanova
27 oct, 23:48 h
Muy original.
Jose R.G.
28 oct, 06:29 h
Muchas gracias, Jorge.
Otras historias participantes en este reto
  • «EL SEÑORITO» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «De lo que aquí en adelante me sucediere...» , de Jose R.G. Leer »

  • «Diario apócrifo de una escritora» , de Fortizperez Leer »

  • «Ay, si la Carmen nos oyera...» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «Bordando historias» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «Las paredes de la cocina» , de Galaguzmandrades Leer »

  • «ALGUIEN NOS RECORDARÁ, LO AFIRMO, INCLUSO EN OTRO TIEMPO» , de Jaime Cenalmor Leer »

  • «Prólogo y epílogo» , de Dani G. García Leer »

  • «Las moscas de mi familia» , de Luis Mariano Estela Aldana Leer »

  • «NO TE IRÁS NUNCA ¿VERDAD?. ME QUEDARÉ HASTA QUE CAMBIE EL VIENTO» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Prólogo» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «...y parió la abuela» , de Israel Gago Caballero Leer »

  • «Va de tostadas la cosa...» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «El legado de una sabia frase» , de Jose R.G. Leer »

  • «Mijita» , de Eugenio A. García de Paredes Pérez Leer »

  • «La importancia de saber dar una noticia» , de María Caballero Leer »

  • «Mundos paralelos» , de Javier Fonseca Fisterre Leer »

  • «¡Los sueños son para cumplirlos!» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «Reserva de opinión» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «Sin nombre de mujer» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!