Jose R.G.

«La luna marca el camino»

310 palabras
2 minutos
70 lecturas
Es noche de vigía. Todavía tengo muchas horas por delante para seguir rastreando en el horizonte oscuro, incierto como las reservas de vino que quedan en la bodega.

Los demás duermen al descompás de ronquidos en apareciencia inofensivos. Yo, mientras tanto, trato de acoplar mi cuerpo, más osudo que al inicio del viaje, el cuerpo que hace casi dos meses se resistía a despedir a Carmen en el puerto de Palos de Moguer.

Aquí, en el extremo del palo mayor, me resguardo en el canastillo de la cofa y el mayor balanceo que la altura provoca parece diluir mi juicio.

Los párpados empiezan a plegar, en esa fase de la madrugada en que uno quiere dejarse vencer por el sueño y olvidar otro día infructuoso.

Me acurruco al socaire de tramontana, tan famélico que apenas anhelo retozos carnales. La humedad y el salitre que todo lo cubre se han aliado contra mí.

Esta atalaya me mantiene alejado del resto de tripulación, ladrones y piratas de poca monta que a esta hora yacen en cubierta con su impaciencia dormida, ajenos a la solemnidad del estandarte que me acompaña aquí arriba y cuyo ondeo quiere susurrar la buena nueva.

La luna casi llena está suspendida en un cielo despejado. Me pongo en pie para apreciar su fulgor mientras el navío rompe el mar a su paso. La luz que devuelve arrastra mis ojos hacia el agua calma, marcando las incógnitas del camino.

Un momento. ¿Qué veo? Se repliegan mis párpados, olvido el hambre y la fatiga. La luna ha dejado de verter sobre el mar; mis retinas dudan, pero es, vaya si lo es. Hincho los pulmones, ajusto la garganta y un grito ensordecedor avisa de nuestra llegada.
—¡Tierraaaa!

Don Rodrigo sube para avistarla y colmar sus ansias de gloria, lanzándome al vacío para perpetuar así su nombre en la historia.

¡Carmen!
⛰ Tras casi dos meses navegando, cuando ya toda la tripulación asume que morirá en mitad del océano, un marinero avista tierra. Imagina la situación que podría darse a bordo del barco.
Jose R.G.
Os podría decir qué he estudiado, dónde he vivido y cuál es mi trabajo. Todas esas cosas dan…
Miembro desde hace 11 meses.
93 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
elinsurgentecalleja
13 oct, 01:18 h
Brutal!!

Has conseguido que mientras leía creyera ser don Rodrigo de Triana avisando la ansiada tierra.

La magia de escribir en pocas palabras.

Enhorabuena amigo!

Saludos Insurgentes.
Jose R.G.
13 oct, 07:40 h
Es es el anhelo: convertirnos en magos ilusionistas. ¡Muchas gracias!
Victoria Nieto Barrios
13 oct, 01:49 h
¡Muy chulo!
Jose R.G.
13 oct, 07:39 h
¡Muchas gracias, Victoria!
Natalia P.V.
13 oct, 12:09 h
Muy bien escrito, has sabido hacer que empaticemos con el protagonista. Y el giro final me parece muy acertado.
Enhorabuena.
Jose R.G.
13 oct, 12:14 h
Muchas gracias, Natalia, por comentar. Me alegra que te guste.
Jorge Sanova
13 oct, 14:14 h
Enhorabuena, bien redactado y buen giro final.
Jose R.G.
13 oct, 16:07 h
Muchas gracias, Jorge. Gracias por tus consejos 😉
Carolina Jiménez Conejero
13 oct, 21:09 h
Muy bien escrito
Jose R.G.
13 oct, 22:15 h
Gracias, Carolina. Quise hacerlo más "rococó" para que se asemejara a como se escribía hace siglos. No sé si lo habré conseguido. Pero soy consciente de que ese estilo en nuestra época tira para atrás.
JF
Javier Fonseca Fisterre
14 oct, 22:27 h
Un vocabulario adecuado que describe el mundo marimero a la perfección. No se podría haber escrito mejor.
Jose R.G.
15 oct, 00:36 h
Muchas gracias por la generosidad de tus palabras.
Miquel Quetglas (Maiky Forrester)
17 oct, 11:06 h
Muy bueno! Se nota por el vocabulario que te lo has trabajado. Felicidades
Jose R.G.
17 oct, 11:10 h
Muchas gracias, Maiky. He intentado cargarlo algo más de lo habitual. Espero que no haya sido muy "cargante" 🤣🤣
Miquel Quetglas (Maiky Forrester)
17 oct, 11:17 h
No lo ha sido en absoluto para mí. Me ha encajado en el contexto histórico. De nuevo, enhorabuena. ☺️👏
Jose R.G.
17 oct, 23:06 h
Me quedo más tranquilo. ¡Saludos!
Israel Gago Caballero
21 oct, 06:11 h
Muy bueno
Jose R.G.
21 oct, 11:32 h
Muchas gracias, Israel.
Rebeca Martín Diosdado
21 oct, 16:33 h
Me ha encantado!!! 👏🏻👏🏻👏🏻
Jose R.G.
22 oct, 00:38 h
Muchas gracias, Rebeca.
Otras historias participantes en este reto
  • «Un forastero inesperado» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Joe el mentiroso» , de Virginia Vic Miron Leer »

  • «Eluney» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Despierta, Carmona, despierta» , de Jorge Sanova Leer »

  • «¡Tierra a la vista!» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «La Española» , de Ivan Del Dedo Martin Leer »

  • «LA PRINCESA DE ÉBANO» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Visiones» , de Natalia P.V. Leer »

  • «Lo que llegó del nuevo mundo» , de Luis Mariano Estela Aldana Leer »

  • «DIOSES IMPERFECTOS» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «He mentido» , de Esperanza Salas Leer »

  • «Monstruos flotantes» , de Vilma De la Rosa Leer »

  • «Remedios caseros» , de Neurona Ilustrada Leer »

  • «Grito de salvación» , de Paulapenacoba Leer »

  • «EL PUESTO DE VIGÍA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «¡Tierra a la vista!» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «CITLALLI» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Amé la sombra de una isla que supo ocultarnos, y ya no me gusta el sol» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «De monstruos y dioses» , de Victoria Nieto Barrios Leer »

  • «Yatzil» , de Miquel Quetglas (Maiky Forrester) Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!