Victoria Nieto Barrios

«De monstruos y dioses»

299 palabras
2 minutos
57 lecturas

Perplejos ante su escandalosa aparición, se agazaparon en la espesura para observar cada detalle. Aquellas deidades gigantes habían atravesado el oleaje con alas tan blancas como la nieve. Ya en la orilla, no paraban de alumbrar extraños seres humanos que se movían con admirable agilidad, como si supieran exactamente qué hacer desde su nacimiento.

Tras días de observación, convinieron en que eran una nueva tribu de piel pálida, extremidades largas y coloridas miradas que no paraban de estudiar el terreno. Algunos de ellos, sin duda guerreros, poseían una piel férrea y dura contra la que poco podrían hacer las flechas y las lanzas. Otros, de aspecto menos intimidante, cultivaban la tierra y trababan amistad con los otros pueblos vecinos.

Los primeros acercamientos fueron más bien tímidos: saludos en la distancia, intercambios de pequeños regalos y alguna que otra sonrisa. Cuando se presentaron formalmente ante su líder, que con aquella coraza gris parecía más una tortuga que otra cosa, este apareció montado sobre una magnífica bestia cuadrúpeda a la que llamó caballo. Les enseñó a montarla y al final del día se la entregó como sello de la alianza que pretendía establecer con los suyos.

En compañía del animal, volvieron a su pueblo, donde reunieron al consejo para contar sus peripecias con los extraños:

—Muchos son monstruos: queman, derriban y matan con diminutas flechas de fuego. Inspiran miedo y combatirlos significaría la muerte.

—Pero otros poseen conocimientos avanzados de curación, crean refugios altos y robustos y nos ofrecen alimentos que nunca antes habíamos podido saborear. Son capaces de cosas extraordinarias y bien podrían ser dioses.

—¡Monstruos y dioses! —los atajó un anciano—. Dejaos de cuentos, entonces. Si usáis ambas palabras, hijos míos, es porque en realidad no hablamos ni de los unos ni de los otros, sino solo de hombres.

⚓️ Enormes monstruos de madera aparecen en el horizonte y llegan a la costa. Hombres cubiertos con extrañas vestimentas descienden de ellos. Ponte en la piel de uno de esos nativos que contempla el primer desembarco de la flota de una sociedad tecnológicamente más avanzada que ellos.
Victoria Nieto Barrios
Profesora de vocación, escritora por la ilusión.
Miembro desde hace 1 año.
2 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Héctor Peña Manterola
13 oct, 14:12 h
Me encanta el final que da título a la historia. Es un recurso que valoro mucho en cualquier texto.
Victoria Nieto Barrios
13 oct, 15:01 h
¡Muchas gracias, Héctor! Me gusta cuidar los finales y sobre todo que los lectores los disfruten tanto como yo :)
Virginia Vic Miron
13 oct, 16:09 h
Me encanta la reflexión del final: ni monstruos ni dioses, solo hombres
Victoria Nieto Barrios
13 oct, 16:11 h
¡Gracias! Todos somos luz y sombra :)
Carolina Jiménez Conejero
13 oct, 21:21 h
Muy bien escrito y buena reflexión. Me alegro de que te hayas animado a participar otra vez.
Y no hagas caso de nadie. Los buenos consejos siempre deberían ser bien recibidos. Luego seguirlos o no, ya depende de cada uno, pero de escucharlos (leerlos en este caso) siempre se aprende. Todos tenemos algo que enseñar.
A mí me puedes aconsejar lo que quieras :)
Victoria Nieto Barrios
13 oct, 21:27 h
Qué bueno volver a verte, Carolina :) Muchas gracias por tus ánimos y tus palabras, que son ya de por sí un consejo fabuloso. Con esta comunidad tan amable y enriquecedora, imposible quedarse de brazos cruzados sin participar :D ¡Espero leerte pronto! ¡Un abrazo!
elinsurgentecalleja
16 oct, 20:10 h
Totalmente de acuerdo Carolina, siempre se puede mejorar, y los consejos y correcciones siempre son bien recibidos, ya que suman y enriquecen.
Jorge Sanova
13 oct, 22:06 h
Me ha gustado el final
Victoria Nieto Barrios
13 oct, 22:40 h
¡Muchas gracias, Jorge! :)
Jose R.G.
14 oct, 14:08 h
Muy buen texto con excelente reflexión final.
Victoria Nieto Barrios
14 oct, 14:13 h
Muchas gracias, Jose. Me alegro de que el final se disfrute, porque hace que el viaje merezca la pena :)
elinsurgentecalleja
16 oct, 20:16 h
Me ha encantado, es muy bueno, con un final cuidado y estilizado, un recurso que yo utilizo con frecuencia.

Enhorabuena.

Saludos Insurgentes.
Victoria Nieto Barrios
17 oct, 03:54 h
¡Muchas gracias, Insurgente! Sobre todo, gracias por apreciar el final. Intento cuidarlo mucho siempre :)
Omicron Delta Series
21 oct, 07:59 h
Agradable historia. Engancha de principio a fin. Me quedo con la piel férrea que protegía a esos hombres. Buen recurso y buen trabajo.
Victoria Nieto Barrios
21 oct, 10:12 h
¡Muchísimas gracias! Me alegra que te haya gustado :)
Otras historias participantes en este reto
  • «Un forastero inesperado» , de Carolina Jiménez Conejero Leer »

  • «Joe el mentiroso» , de Virginia Vic Miron Leer »

  • «Eluney» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «Despierta, Carmona, despierta» , de Jorge Sanova Leer »

  • «¡Tierra a la vista!» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «La Española» , de Ivan Del Dedo Martin Leer »

  • «LA PRINCESA DE ÉBANO» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «Visiones» , de Natalia P.V. Leer »

  • «La luna marca el camino» , de Jose R.G. Leer »

  • «Lo que llegó del nuevo mundo» , de Luis Mariano Estela Aldana Leer »

  • «DIOSES IMPERFECTOS» , de JUAN JOSE ROBLES Leer »

  • «He mentido» , de Esperanza Salas Leer »

  • «Monstruos flotantes» , de Vilma De la Rosa Leer »

  • «Remedios caseros» , de Neurona Ilustrada Leer »

  • «Grito de salvación» , de Paulapenacoba Leer »

  • «EL PUESTO DE VIGÍA» , de Rebeca Martín Diosdado Leer »

  • «¡Tierra a la vista!» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «CITLALLI» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Amé la sombra de una isla que supo ocultarnos, y ya no me gusta el sol» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «Yatzil» , de Miquel Quetglas (Maiky Forrester) Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!