María Caballero

«Solo vine a ayudarte»

288 palabras
2 minutos
37 lecturas

Querida Rosita:

Hace diez años dejé que decidieses tu destino y corté el fino hilo que nos unía desde el nacimiento. Creí en ti cuando anunciaste que querías ser escritora. Regreso y, lamento decirte, que no te reconozco, tengo enfrente a una mujer que jamás pensé que llegarías a ser.

En tu última carta presentí que andabas perdida entre las sombras de los personajes que nunca lograste hacer famosos, y me preocupaste. Estoy aquí para ayudarte, no para entrometerme en tu vida.

[Un día después].

¿Mezclas cereales con cerveza? ¿Esa pizza margarita la has devorado tú sola? 

¡Mírate por un segundo! Obesa, descuidada y guarra. ¡Que te has vuelto una auténtica cerda, hija!

¿Cuánto hace que no te duchas? Aquí apesta a muchas cosas. ¡Abre la ventana al menos de vez en cuando! 

¿Y este chándal? ¡Por favor, tú que eras la envidia de la pandilla! Siempre a la última, marcando tendencia, con ese tipito de chiquilla incluso cumplidos los treinta.

Ahora, debo ser sincera, me das pena. ¡Mírame a mí, tú yo del futuro! He triunfado y gano una fortuna, soy una novelista de éxito. Me mantengo en forma y los hombres comen de mi mano. ¡Me sobran los amantes, chica!

Por suerte nos separamos a tiempo y no me arrastraste a este submundo en el que vegetas y te recreas en tu desgracia.

¿Dónde están tus novelas? ¿Qué basura has publicado en diez años?

A ver si encuentro alguna con tu nombre entre este revoltijo de papeles y ropa. Espero que para la foto de portada te arreglases un poquito. ¡Tu editora debe alucinar, si aún continúa cargando contigo!

¡No, Rosita! ¡Quieta!

¿Qué haces con ese espray gigante? ¡Para! ¡No soy una cucaracha! ¡No soy una...!
✍️ Un buzón del tiempo puede enviar postales al pasado. Escríbele una a tu yo de hace 10 años.
María Caballero
Miembro desde hace 9 meses.
22 historias publicadas.

Para dejar un comentario, inicie sesión
Jose R.G.
07 nov, 00:39 h
Tiene sus puntos la historia. Me resulta original el punto en el que se separan y donde había una persona pasan a ser dos. Cuando pasa al día siguiente me he liado un poco pero enseguida he reconducido.
María Caballero
07 nov, 00:49 h
Muchas gracias por tus apreciaciones. En realidad son dos porque una es el duro presente y la otra lo que quería ser y se quedó lejos de lograrlo.
Tomás Muñoz
07 nov, 09:49 h
Muy buen relato Maria!
María Caballero
07 nov, 12:03 h
Me alegro de que te lo parezca. Gracias Tomás.
Víctor Lázaro Cebolla
07 nov, 12:09 h
Está muy bien el planteamiento, me ha gustado. Muy original.

Enhorabuena!
María Caballero
07 nov, 12:19 h
Muchas gracias por dejarme tu opinión.
elinsurgentecalleja
08 nov, 11:03 h
Me ha encantado, bien estructurado y de lectura muy cómoda.

La descripción del personaje es perfecta, enhorabuena María.

Saludos Insurgentes.
María Caballero
08 nov, 16:03 h
¡Qué alegría me das, Insurgente, con tu comentario! Gracias por tu tiempo.
JF
Javier Fonseca Fisterre
08 nov, 13:54 h
Las expectativas siempre son losas que se quiebran contra el suelo si no se materializan a tiempo.
Buena historia. Votada queda.
María Caballero
08 nov, 15:59 h
Qué razón tienes, Javier, en tu comentario. Muchas gracias por tu voto y por tu tiempo.
Anastasia Sopale Thompson
08 nov, 20:56 h
¡Madre mía con esta discusión interna! ¿Diablillo bueno vs angelito desperdicio humano? Porque me ha parecido como si se hubieran intercambiado los roles. Bonito juego poli bueno, poli malo; qué punzante. En ocasiones, como esta que planteas, sí que somos nuestro peor enemigo, ¿para qué buscarlo fuera? Muy interesante este tan frecuente debate interno, María, que ¿a quién no le ha pasado? Felicitaciones.
María Caballero
09 nov, 00:06 h
Con trescientas palabras se quedan fuera muchos matices y me hubiese gustado darle a Rosita su diálogo también y la oportunidad de defenderse y no solo atacar jaja.
Es habitual convertirnos en nuestro peor enemigo cuando debería ser al contrario, querernos y apoyarnos.
Muchas gracias por tu amplio comentario.
María Aguilar
09 nov, 18:52 h
Que bueno, que fácil de leer, y que gran final, me ha gustado muchísimo. Suerte Maria
María Caballero
09 nov, 18:55 h
Muchas gracias por tus palabras. Suerte para ti también, María.
Jorge Sanova
09 nov, 23:34 h
Enhorabuena María
María Caballero
09 nov, 23:53 h
Muchas gracias Jorge.
Mayomoratallaruben
10 nov, 21:54 h
¡Me ha resultado muy ameno! Además va ganando intensidad según avanza el relato, con un gran cierre como colofón. :-)
María Caballero
10 nov, 23:52 h
Me alegra que lo hayas sentido así. Muchas gracias por tu comentario.
Omicron Delta Series
11 nov, 06:59 h
Me gusta cómo invita a su otro yo a cambiar el chip demostrando que conseguirá tener éxito si lo hace. Buen trabajo.
María Caballero
11 nov, 10:55 h
A veces solo necesitamos un empujón para salir del pozo. Gracias por comentar y leerme.
Otras historias participantes en este reto
  • «Tras veinte años» , de Anastasia Sopale Thompson Leer »

  • «Paraleloverso» , de Jose R.G. Leer »

  • «Emociónate» , de Celia García Mendieta Leer »

  • «Carta blanca a la vida» , de Andrea F Leer »

  • «Quería habértelo dicho antes» , de Lihué Márquez Jara Leer »

  • «Economía de escala» , de Jose R.G. Leer »

  • «QR ¡Qué rabia!» , de Mayomoratallaruben Leer »

  • «La petición» , de Dani G. García Leer »

  • «Un sol ausente» , de Guillermo Escribano Leer »

  • «Ciento cincuenta y dos» , de Esmeralda Fleitas Leer »

  • «Aún rezo por ti» , de Mauricio Hdez. Cervantes Leer »

  • «Ídolos más grandes que sus pedestales» , de Jose Manuel Peque Leer »

  • «Dos monedas y una carta» , de Patricia Zamorano Granados Leer »

  • «TORRE DE LONDRES, 1536» , de Pedro Gálvez Rando Leer »

  • «Estimado jefe» , de Pablo Malagón Leer »

  • «PAPEL MOJADO» , de Mikiuko Leer »

  • «La gomina ya no se lleva» , de Antonio Otero Fernández Leer »

  • «Mi querida yo» , de Alba Urbano Cordobés Leer »

  • «ABUELO» , de elinsurgentecalleja Leer »

  • «El abuelo se fue a la guerra» , de Marla Lotti Leer »

Recompensa
+ XP
Acumulas XP y estás en nivel
¡Gracias!